Jóvenes, tercera edad, discapacitados, mujeres maltratadas... Y, ahora, también familias monoparentales, separados o divorciados.

Todos optan a un piso social, aunque hay ayuntamientos que ya están notando más demanda de personas sin muchos recursos con necesidad de cambiar de vida y emanciparse (separarse, divorciarse) más allá de los 40 años.

Las familias monoparentales, separados y divorciados también necesitan pisos sociales
Los colectivos con necesidad de viviendas de protección se han ampliado a medida que la sociedad es más compleja y los precios de los pisos
se han incrementado.

Ciudades como Terrassa, Cornellà o Sant Cugat del Vallès ya dedican una parte destacada también para familias con un miembro y no sólo para los jóvenes.

Los alcaldes metropolitanos presentes en la quarta Trobada Ciutadana de 20 minutos matizan que su capacidad para solucionar la carestía de vivienda asequible es muy limitada. En este sentido, todos miran hacia el Govern de la Generalitat.

Llei de l’Habitatge

El departament de Medi Ambient ha pactado con constructores en la Llei de l’Habitatge que sólo construyan vivienda social en municipios de más de 5.000 habitantes y en promociones de más de 5.000 metros cuadrados.

Los alcaldes consideran que la Ley de la Vivienda catalana no será suficiente para solucionar el problema
El alcalde del Prat, Lluís Tejedor, considera que las cesiones son "excesivas" aunque necesarias para llegar a un pacto nacional en esta materia.

Por ello, juzga que esa ley no solucionará por ella misma el problema de la vivienda y serán necesarios otros instrumentos.

Cada municipio busca su fórmula

Maite Arqué. Alcaldesa de Badalona

"La bolsa lleva ya cuatro años"

El servicio de mediación "funciona en Badalona desde hace cuatro años" y se encuentra integrado en el Centre d’Informació Juvenil pel Lloguer. A este colectivo también se le proporciona información sobre ocio o formación en un centro abierto todo el día.

Pere Navarro. Alcalde de Terrassa

"Ganan propietarios y jóvenes"

De los 1.600 pisos en los que hemos hecho de intermediarios, solo hemos tenido que ejecutar el seguro una vez

Contra la desconfianza de los propietarios a alquilar un piso, Terrassa paga un seguro como garantía. "De los 1.600 pisos en los que hemos hecho de intermediarios, sólo hemos tenido que ejecutar ese seguro una vez. Así ganan el propietario y los jóvenes".

Antonio Balmón. Alcalde de Cornellà

"Queremos hacer 2.000 pisos"

Con los ojos puestos en la Llei de l’Habitatge y en las posibilidades de la Generalitat, Cornellà prevé impulsar "un plan ambicioso de construcción de 2.000 viviendas de protección oficial, un 80% de las cuales, de promoción pública". Ya ha construido 385 para jóvenes.

Lluís Recoder. Alcalde de Sant Cugat

"Damos garantías al alquiler"

Contra los pisos vacíos, la Oficina Local de l’Habitatge de Sant Cugat del Vallès trata de ofrecer garantías a los propietarios para que se animen al alquiler. «Si no, los propietarios deben esperar hasta 2,5 años antes de recuperar su vivienda después de un largo proceso».

Lluís Tejedor. Alcalde del Prat

"10.000 viviendas en diez años"

Sin "un palmo" para construir, El Prat proyecta poner en el mercado "10.000 pisos en diez años, un 40% públicos".

El consistorio recuerda que los jóvenes siguen apostando por la compra y la propiedad, pese a los intentos por promocionar las ventajas del alquiler.