Pantallazo

Un error lo tiene cualquiera, pero cuando se trata de dos faltas de ortografía en una sola palabra y en varios documentos oficiales de Educación da qué pensar.

Desde hace varios meses el instituto Zaidín Vergeles aparece en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) con B y con J -Berjeles-. La palabra también está mal escrita en las nóminas de los empleados de este centro e incluso en la web de empleo de la Junta de Andalucía. El Gobierno andaluz ha explicado que se trata de un error, pero que no saben ni de dónde viene ni cómo arreglarlo, así que ahora a los chavales que escriban Berjeles tendrán una excusa.