La clínica Ginemed de Sevilla ha confirmado la primera gestación realizada con éxito en Andalucía mediante la técnica de vitrificación de óvulos, de la que existen escasos casos en España.


El director médico de esta clínica, Pascual Sánchez, señaló que esta técnica supone "una auténtica revolución" para la reproducción asistida, pues permite congelar los óvulos "casi instantáneamente" con lo que los conserva durante más tiempo y en mejores condiciones que las técnicas usadas hasta ahora.

El doctor Sánchez explicó que la vitrificación, regulada en España hace escasos meses, congela los embriones de forma casi instantánea pues baja la temperatura a una velocidad de unos 22.000 grados centígrados por minuto, cuando estos tejidos se conservan a 196 grados centígrados bajo cero.

Esta técnica "cristaliza" los óvulos y los conserva sin necesidad de usar los líquidos crioconservadores hasta ahora imprescindibles.

"La conservación convencional de tejidos congelados no evitaba que se formaran cristales en el interior de las células y que, en algunos casos, quedasen dañadas; ahora, con la vitrificación, la congelación es instantánea y las células puedan conservarse todo el tiempo que haga falta", añadió.

Esta técnica también permite "mantener la fertilidad de las mujeres durante más tiempo", gracias a que se utilizan "óvulos de mucha más calidad que los congelados hasta ahora y que se conservarán más tiempo".

También evita el problema ético de la conservación de embriones sobrantes de procesos de fecundación in vitro ya que permite fecundar un único óvulo.

El profesor Al-Hasani, considerado pionero en Europa de la vitrifación y uno de los precursores de la fecundación asistida impartió hoy en la clínica Ginemed de Sevilla un curso sobre esta técnica.