Ha empezado en Tarragona el juicio contra un hombre acusado de atracar en noviembre de 2006 una entidad bancaria de la ciudad y de retener ocho personas para conseguir dinero.

En su declaración el hombre ha reconocido que había entrado a la sucursal buscando dinero fácil. Llevaba gorra, gafas de sol y una pistola de fogueo descargada. Quería conseguir metadona, porque sufría el síndrome de abstinencia y sabía que en la farmacia no le darían nada ni tampoco a los centros de sanidad, porque no estaba incluido en una lista de autorizados.

El atracador quería conseguir metadona porque sufría el síndrome de abstinencia

Además, estaba de permiso penitenciario y no había vuelto al centro donde estaba recluido. Temía que lo castigaran y hacía tres días que no tomaba metadona. Cuando sufrió el síndrome de abstinencia decidió entrar al banco y amenazar a los trabajadores con una pistola de fogueo para conseguir el dinero.

Los trabajadores se negaron y decidió retener a ocho personas. El atraco duró una hora y media y, gracias a la intervención de un negociador policial, el atracador fue liberándolos por grupos. El director de la entidad salió el último. Cuando tuvo la metadona se entregó a la policía. Ahora se enfrenta a una petición del fiscal de 51 años de prisión.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE TARRAGONA