Otro camión chocó hace tres años con el puente donde el convoy descarriló
Miles de viajeros fueron transportados ayer en bus entre Meliana y Almàssera porque la vía estaba inutilizada (Begoña Gómez).
El servicio se reanuda entre hoy y mañana. El puente donde chocó el miércoles un camión causando el descarrilamiento de un convoy de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) ya causó problemas hace tres años, cuando otro vehículo se estrelló y provocó un pequeño bache en la vía, según fuentes sindicales. Por esto, FGV puso una señal que limitaba la velocidad a 50 kilómetros por hora.

El bache quedó reparado antes del verano y los sindicatos pidieron que se suprimiera la señal. La empresa no lo hizo, ya que está previsto elevar un metro el puente (pasará a tener 4,5 de gálibo), para evitar más accidentes. Esta obra comenzará en dos meses.

Por otra parte, hoy o mañana se reanudará el servicio entre Meliana y Almàssera. Mientras, seguirá el servicio de bus que ayer transportó a 10.000 personas.