Los madrileños y canarios, justo al revés. Casi la mitad de los habitantes del Principado (42%) no cambian un desayuno tranquilo por sexo nada más despertarse, lo que más le gusta a canarios y madrileños. La actividad sexual matutina es la preferencia de uno de cada cuatro asturianos (27%), opción que es también la más deseada por catalanes, riojanos y gallegos. 

En general, la mayoría de españoles tiene mal despertar. Reconocen que los días laborables se despiertan medio dormidos (58%), cansados y sin energía (33%) y sin ganas de hablar (22%). El fin de semana todo cambia. Arrancamos con ganas de hacer cosas, activos y relajados. Y en verano, con buen humor. Para la mayoría, la manera ideal de despertarse sería con el beso o la caricia de un ser querido.