Quieren pedir responsabilidades. Los comerciantes del centro están indignados con los últimos retrasos anunciados sobre la puesta en marcha del Metrocentro. «Primero dijeron septiembre. Ahora en octubre y tampoco es seguro. Nadie sabe cuándo va a empezar a funcionar el tranvía», se queja Tomás González, presidente de los comerciantes del centro de Sevilla y vicepresidente de Aprocom, la federación provincial que agrupa a estos empresarios, quien considera que el cambio de fechas «no se puede permitir, ya sea por fallos técnicos o por cualquier otro tipo de motivos».

El colectivo recuerda que desde que se iniciaron las obras en la avenida de la Constitución el pasado 17 de abril de 2006, justo después de Semana Santa y hace ahora un año y seis meses, el centro se ha quedado sin transporte público. Por tanto, «el flujo de las 3.000 personas por hora que nos ha vendido el Ayuntamiento, potenciales clientes de nuestros comercios, no son aún una realidad», algo que dicen está repercutiendo en la economía del pequeño comercio y más en esta fecha, que coincide con el inicio de la campaña otoño-invierno.

«No entendemos que esto no tenga penalización ninguna. Hay que pedir al Ayuntamiento responsabilidades ya», dice González, quien cree que lo que está ocurriendo «no es serio.

Es como si los ciudadanos retrasáramos el pago de los impuestos una y otra vez por diversos motivos», afirma el portavoz del gremio. m. c.