Cabe recordar que el perjudicado perdió un ojo como consecuencia del ataque, cometido con un cristal roto de la puerta de la Jefatura de Policía Local que fracturaron para acceder a su interior.

Según el auto del juzgado, notificado a las partes esta semana y al que ha tenido acceso Europa Press, se da por concluido el sumario iniciado por presuntos delitos de tentativa de homicidio y atentado, entre otros, contra tres miembros de un clan familiar conocido en la localidad polichera como 'los Cachimba'.

Practicadas cuantas diligencias se han estimado necesarias para la comprobación del delito, la participación que han tenido los procesados y las circunstancias que en su comisión han concurrido, el juzgado instructor ha estimado procedente concluir el sumario.

Así, el auto por el que se declara conclusa fase de instrucción del proceso se remite a la Audiencia Provincial de Cádiz junto a las actuaciones practicadas y el emplazamiento a las partes para que informen ante dicho órgano sobre tal decisión.

EL SUCESO

Cabe recordar que los hechos tuvieron lugar la noche del 17 de enero de 2015, cuando el agente agredido y un compañero de patrulla detuvieron a una persona. En las inmediaciones de la detención se encontraban un hermano del arrestado y un hijo de éste, menor de edad. Ambos habrían agredido a los policías mientras trasladaban al detenido en el vehículo policial.

Una vez en la Jefatura de Policía, el hermano del detenido y el menor accedieron al interior de la misma, momento en el que el primero fue informado de que estaba también detenido por agredir a los agentes cuando detenían a su hermano.

Para evitar que escapase, los agentes cerraron el pestillo de la puerta y, transcurridos unos minutos, apareció un tercer hermano. Éste habría comenzado a golpear la puerta para entrar, rompiendo el cristal para abrirla y acceder portando un cristal afilado de la misma en la mano.

Así, los dos hermanos y el menor supuestamente comenzaron a agredir al agente, que, como consecuencia de las puñaladas recibidas en el rostro con el cristal, perdió totalmente la visión de un ojo y tiene "serias y graves lesiones en el cielo de la boca".

Según informó en su día la Guardia Civil, los reseñados, pertenecientes a un clan familiar con "numerosos antecedentes delictivos", sufrieron un accidente de tráfico al huir del lugar y, posteriormente, se atrincheraron en un domicilio familiar lanzando objetos contundentes contra los agentes hasta el momento de su detención a altas horas de la madrugada del día 18.

Se activó un importante dispositivo conjunto de la Guardia Civil y Policía Local, llegados de todos los municipios de la comarca. También intervino en la detención el equipo especial del Grupo de Reserva y Seguridad número 2 con base en Sevilla, experimentado en asaltos y detenciones de riesgo.

El menor detenido fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores y el resto a disposición del juzgado de Arcos acusados, entre otros delitos, de homicidio en grado de tentativa, lesiones, atentado contra agente de la autoridad, daños y conducción temeraria.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.