Agentes de la Policía Local de Santander detuvieron ayer, en una calle del centro de la ciudad, a un hombre que desafiaba a los viandantes con un tornillo de veinte centímetros de longitud, según informaron fuentes de dicho cuerpo en un comunicado.

El incidente ocurrió sobre las cinco y media de la tarde en la calle Jesús de Monasterio. Los agentes se acercaron a identificar al hombre, que actuaba de forma desafiante con los viandantes, y reaccionó entonces de forma violenta, de forma que los policías tuvieron que reducirle para detenerlo.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE SANTANDER