Al menos 45 talibanes han muerto en un bombardeo de la aviación estadounidense durante un combate que tuvo lugar en la provincia afgana de Uruzgan (centro), según informó la comandancia estadounidense en Afganistán.

En un comunicado, el Ejército de EEUU aseguró que el combate tuvo lugar el pasado miércoles en el pueblo de Aduzay, cuando un grupo de supuestos insurgentes atacó una patrulla de tropas estadounidenses y afganas con armas cortas y lanza granadas.

Las tropas conjuntas respondieron al ataque y pidieron apoyo aéreo, tras confirmar, según la comandancia, que los insurgentes estaban recibiendo refuerzos desde el río Helmand, que cruza la región de norte a sur.

La aviación utilizó fuego de precisión para destruir las posiciones de combate de los insurgentes, a quienes un portavoz militar, el mayor Chris Belcher, acusó de "rechazar la coexistencia pacífica en vísperas del Ramadán".

En Afganistán han muerto más de 3.900 personas víctimas de la violencia desde que comenzó en 2007.