Como ocurrió en Hamelín para acabar con las ratas, Villotilla (Palencia) ha convocado un cómico concurso de flautistas para que terminen con los miles de topillos que hay en los campos de Castilla y León.

Con la excusa de las Fiestas de Santa Cruz de este fin de semana, han introducido un acto novedoso que ayudará, al menos, a pasar un buen rato.

Aunque la idea tiene un carácter reivindicativo, lo que persiguen sus organizadores es que la gente disfrute de un día festivo de una forma original, informó Efe.

Las bases del concurso obligan a saber tocar la flauta y, aparte de la calidad melódica, cualquier añadido que adorne contribuirá a despertar más simpatía y a conseguir más votos.

Todos recorrerán un trazado que atraviesa el pueblo arrastrando cuanta más gente y más topillos mejor, hasta llegar al río. Una vez allí, el público deberá manifestar su apoyo al flautista preferido lanzándose sin dudarlo al río.

El premio para el ganador será un viaje a la Consejería de Agricultura en Valladolid.