«Los vinos de Madrid son buenos, pero tienen poca difusión»
Roberto A. Colmenarejo.

Roberto Andrés Colmenarejo es la mejor nariz de la XIV promoción del Curso de Sumilleres de la Cámara de Comercio. Colmenarejo logró imponerse a sus compañeros en un duro examen que incluía una cata completa de vinos, desempeñar el servicio de una mesa, maridar una serie de platos de un menú de fiesta y detectar los errores en una carta de vinos.

¿Los madrileños saben de vinos?

Están aprendiendo. Lo que sucede es que hoy en día parece que entender de vinos es un poco snob.

¿Qué elección recomienda pedir en un restaurante?

Es bueno pedir consejo al sumiller, que normalmente elegirá una botella adecuada al presupuesto y la comida del cliente.

¿Dónde están los mejores vinos?

Cuando se viaja hay que probar las comidas típicas con los vinos típicos del lugar, que normalmente casan muy bien.

Mójese. ¿Cuál es el mejor?

El mejor es el que a uno más le gusta y aquel que puede pagar (risas).

¿Qué lo hace un producto tan fascinante?

Su diversidad le hace un alimento muy interesante, tiene muchas variantes.

¿Cuál sería el maridaje de unos callos a la madrileña?

Es un plato difícil, porque es picante y gelatinoso, por eso recomendaría uno de Toro.

¿Y para un cocido?

Eso es más fácil, cualquiera de los que se producen en Madrid.

¿Algún truco para saber si está malo?

El olor y el color son fundamentales. Tiene que tener un aroma agradable y no debe estar turbio ni opaco.

Confiese: ¿Su última borrachera fue con vino?

Fue hace poco y he de decir que empezó con vino y acabó con otras cosas (risas).

BIO

Tiene 30 años, nació en Buenos Aires. Ha trabajado en cocinas profesionales, coctelería y como maître.