Las víctimas eran personas mayores y desvalidas, con poca capacidad de reacción y siempre eran asaltadas cuando salían de los bancos. La Policía Nacional ha detenido a cinco colombianos acusados de cometer los atracos. Al grupo se le imputan ocho sustracciones cometidas en Pinto, Alcobendas, Aranjuez, Móstoles, Getafe y los distritos de Latina y Usera. Los miembros del grupo llevaban a cabo los robos sin resistencia y con total impunidad, ya que por lo general las víctimas no los reconocían después. Los investigadores continúan las gestiones para determinar la participación del grupo en robos similares. Los detenidos, nacidos en Bogotá, son Leonardo C. R., Gregorio B. C., Lilia N., Jorge B. y Ricardo C. Tienen entre 31 y 51 años.