Tita cervera, contra su nuera
Blanca Cuesta, Borja Thyssen y Carmen Cervera en una foto que no delata antipatía entre ambas. (EFE)

Carmen Cervera ha afirmado en una entrevista en la revista Semana que no asistirá a la boda de su hijo Borja, uno de los herederos de la fortuna Thyssen, con Blanca Cuesta, que se celebrará el 13 de octubre.

La baronesa muestra a las claras su antipatía a su futura nuera, por sus padres y sus hermanos, una actitud que hasta la fecha no había dejado ver claramente.

La aristócrata catalana lanza un dardo envenenado al enlace. «Ni madrina ni nada. No voy a ir», afirma rotunda. Pero no se queda ahí. Achaca a Blanca que nunca deje solo a Borja: «Durante seis años no he podido hablar a solas con él».

«No suelta a la presa»

«Ella no suelta a la presa (Borja), porque entonces podría ser que todo fuera distinto», insiste. Carmen señala que «el dinero no es importante, sino la bondad de las personas. Y creo que en este caso está por demostrar». Está convencida de que Blanca –embarazada de Borja– ha «amarrado» bien a su hijo.