Los coles de la ciudad ya no serán tapones del tráfico
Más policías locales para la capital.

Vuelta al cole y vuelta al atasco y al estrés que supone dejar a los niños en la puerta del colegio a primera hora y recogerlos a mediodía.

El medio minuto en doble fila para que los peques se bajen se multiplica por mil, sobre todo con el aumento de desplazamientos desde el área metropolitana a la capital, donde un 20% de los colegios son especialmente conflictivos en materia de tráfico. Una situación provocada por la ubicación en calles de un único carril, como es el caso del Sagrado Corazón (paseo de los Basilios), donde se originan «graves problemas».

Una situación que se repite en otros muchos puntos del centro, como en Arabial (colegio Regina Mundi) o en Rector Marín Ocete (centro Luis Rosales), por citar sólo unos pocos ejemplos, donde  se suelen producir grandes atascos a la entrada y salida del cole.

José Manuel García Nieto, delegado del Área de Movilidad del Ayuntamiento. García Nieto dice que estudiarán, junto con los coles, «la situación particular de cada centro» para promover soluciones. Algunas de las medidas están encaminadas a «diversificar los accesos» en los colegios que dispongan de más de un entrada o que comuniquen con dos calles para no embotellar las vías principales.

También buscarán «entornos cercanos» que pudieran servir de aparcamiento para los padres, aunque todas estas propuestas serán consensuadas y analizadas en breve.

Por lo pronto, a partir del lunes 17 que comienza el curso, medio centenar de agentes de la Policía Local velará por la fluidez del tráfico en los principales ejes del embotellamiento matutino. Esto es, Camino de Ronda a la altura de Recogidas y en el río Genil, el Puente Blanco y Puerta Real, la Caleta y la avenida de Andalucía, el acceso por Méndez Núñez hacia la avenida de Madrid y el eje de Villarejo-Ribera del Beiro, principalmente. En total, 28 puntos en los que la densidad de automóviles convierte los cruces en cuellos de botella.

Desde el Consistorio  piden a los ciudadanos un poco de civismo para no ocupar plazas reservadas de aparcamiento ni invadir pasos de peatones.

EL CAMINO MÁS CORTO SE HACE LARGO

No siempre llegas antes por el camino más corto. Un ejemplo: de los 22.700 coches que pasan a diario por Doctor Olóriz, hay 7.600 que podrían usar vías alternativas, pues luego se desvían hacia Camino de Ronda. El Ayuntamiento pide utilizar la avenida Luis Miranda Dávalos (rotonda Alcampo) para huir del atasco en Constitución, donde además se acaban de reanudar las obras.