Una ladrona muy honrada
La pareja a la que robaron, en la puerta de su nueva casa, aún no cree que le devolvieran lo robado (Torres)

Un pareja recupera su dinero después de que el ladrón que se lo robó los llamara por teléfono.

Un mal momento lo tiene cualquiera. Y esto es lo que le pasó a la persona que le robó a Joaquín Zúñiga y a su mujer. La pareja, que vive Granada, estaba de viaje en Almería y se dejaron en una cafetería una carpeta con toda la documentación de la compra de una nueva casa.

«Los papeles del banco, las cartillas con los números clave … Todo», afirma Zúñiga. El matrimonio no echó en falta nada hasta dos días después, justo cuando recibieron la llamada de una joven.

La persona que estaba al otro lado del teléfono, dice Joaquín, «tenía mucho miedo. Nos dijo que había encontrado tirada la carpeta y que quería quedar para devolvernos las cosas y un dinero que nos había sacado del banco».

La pareja comprobó entonces que le habían sustraído 500 euros de su cuenta. «Aún no nos creemos que después de robarnos nos llamara para pedir perdón». 

Los tres se encontraron en un bar de Almería. «Es una chica joven que tiene un niño y a la que le hacía falta el dinero, pero que cuando llegó a casa no podía dormir del remordimiento».

La pareja, que está agradecida a esta ladrona ocasional, no quiere perder el contacto «porque si otro se hubiera encontrado la carpeta, ahora no tendríamos nada».