Iba a toda velocidad. La Policía Local ha detenido a un hombre de 32 años por propinarle una paliza a su pareja sentimental, conducir ebrio a toda velocidad y saltare los semáforos en rojo.

Los hechos sucedieron la madrugada pasada en la barriada Juan XXIII, cuando los agentes vieron a una mujer que pedía auxilio en un coche que iba a gran velocidad.

Los agentes salieron en su persecución y lograron alcanzarlo después de que éste entrara en una calle en dirección prohibida y no pudiera seguir huyendo. La mujer relató a la Policía cómo el hombre acababa de darle una paliza en una zona próxima al lugar donde fue detenido. Al parecer, ya había recibió malos tratos por parte de su pareja.
25 años de cárcel

Por otra parte, hoy será juzgado en  Sevilla un hombre de 34 años acusado de un delito de malos tratos y agresión sexual a su ex compañera sentimental. La Fiscalía pide para él 25 años de cárcel. El acusado quebrantó, además, las medidas cautelares de alejamiento.