Sergey Lazarev
El representante de Rusia en Eurovisión 2016, Sergey Lazarev, representando su canción 'You're the only one' en el último ensayo de cara a la final. EFE

El cantante ruso Sergey Lazarev, considerado uno de los favoritos para ganar este sábado en Estocolmo la final del festival de Eurovisión, acabó finalmente en tercera posición, tras haber sido cuestionado duramente en Rusia desde los sectores nacionalistas e incluso por algunos de sus colegas.

"No quiero que ocupe el primer lugar, ¡no quiero que gane! Los suecos, a los que les pagaron un montón de pasta rusa, le escribieron la canción, ¿y yo debo apoyarle?", declaró el cantante y compositor ruso Yuri Loza.

En su opinión, Lazarev es una "copia de un cantante occidental" y avergüenza a Rusia.

"¿Qué hay de ruso en este chico aparte del apellido y el pasaporte? Los autores de la puesta en escena de su presentación son franceses. Como si nosotros no supiéramos hacer nada. ¡Acaso los rusos somos incapaces de componer una canción!", dijo Loza en unas declaraciones a la agencia NSN.

En contra de la anexión de Crimea a Rusia

Después de que Lazarev accediera, con su canción You are the only one, a la final de Eurovisión, en las redes sociales comenzaron a reproducirse fragmentos de una entrevista que dio a la televisión de Ucrania hace dos años, en la que el cantante afirmaba que para él Crimea no era parte de Rusia.

"No comparto la euforia, la alegría generalizada de la mayoría (de los rusos) por el regreso de Crimea a Rusia", dijo el cantante en la entrevista, grabada pocas semanas después de que Moscú se anexionara Crimea.

Admitió que quizás después de estas declaraciones sus fans rusos podrían arrojarle tomates, pero que ello no cambia su modo de ver la situación.

Lazarev fue más allá y aseguró que no participaría en conciertos para celebrar la anexión de Crimea. Estas declaraciones suscitaron un considerable revuelo, lo que llevó al cantante a declarar que sus palabras había sido sacadas de contexto durante la edición de la entrevista.

Desde entonces, Lazarev no ha vuelto a pronunciarse sobre el contencioso ruso-ucraniano. "No contesto preguntas sobre asuntos políticos", contestó recientemente a un periodista que le preguntó sobre la pertenencia territorial de Crimea.

Ucrania y la deportación de los tártaros

Pareciera que Crimea persigue a Lazarev: todos los pronósticos señalaban que su gran rival en la final era la ucraniana Jamala, con el tema 1944, dedicado a la deportación de los tártaros de Crimea ordenada por el dictador soviético Stalin. Y en efecto, Jamala se alzó con el triunfo.

La canción de Jamala, descendiente de tártaros deportados, levantó objeciones en Rusia, que la consideraron un ataque velado al Kremlin.

Y es que los tártaros de Crimea han denunciado que después de que Rusia se hiciera con el control de la península la situación para ellos ha empeorado de manera significativa.

A finales de abril el Tribunal Supremo de Crimea prohibió las actividades del Medzhlis (la asamblea popular tártara), al que calificó de organización extremista por negarse a aceptar la anexión rusa de la península ucraniana

Según Jamala, su canción no está vinculada con hechos recientes en Crimea, sino con su historia familiar.