Imagen de archivo de un aula
Imagen de archivo de un aula EUROPA PRESS

Así lo ha anunciado, a través de un comunicado, el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà. Su departamento está ultimando el arreglo definitivo -la planificación educativas de plazas escolares para el curso que viene- y lo publicará durante los próximos días.

Desde el departamento de Campanar recuerdan que el próximo lunes, 9 de mayo, se inicia el periodo de admisión de alumnado de Infantil, Primaria y Educación Especial a todos los centros sostenidos con fondos públicos y que "es la primera vez que se ofertan de forma simultánea las plazas de que dispone la ciudadanía, tanto en centros públicos como concertados, para favorecer la libertad de elección de las familias".

Añaden que el proceso para elaborar el arreglo escolar consta de tres fases. La primera es el estudio por parte de la Conselleria del mapa escolar atendiendo las necesidades de escolarización de cada municipio. "Este año -apuntan- por primera vez se han explicitado los criterios objetivos y transparentes que se han seguido: garantizar a las familias la calidad educativa, atender las necesidades reales de escolarización de los municipios y mantener y mejorar la oferta en el caso de los Centros de Atención Educativa Singular (CAES) y los Colegios Rurales Agrupar (CRAS)".

Con la decisión de incluir en el arreglo a los centros públicos y concertados "se ha realizado una planificación educativa conjunta de todos los centros sostenidos con fondos públicos". "Hemos garantizado la igualdad de oportunidades a las familias y que tengan asegurada la libertad de elección de centro con una oferta global, rica y amplia. Queremos que sean las familias quienes eligen los centros y no los centros quienes eligen las familias", asevera Vicent Marzà.

Una vez presentada la propuesta de planificación a todos los centros sostenidos con fondos públicos se pasó a una segunda fase, el periodo de alegaciones por parte de los centros educativos. "Queremos remarcar que se ha hecho una propuesta y la propuesta supone que estamos abiertos a argumentos por parte de centros que explican detalles sobre su caso para hacer una segunda valoración", ha agregado el conseller.

"ORDENO Y MANDO"

A su parecer, "el problema es que antes la propuesta no era tal, era un 'mando y ordeno' sin sentido". "Ahora se propone, se alega y se estudian de nuevo los casos en detalle. Por eso podemos estar todas y todos muy satisfechos en que el arreglo escolar para el curso 2016-2017 lo hemos hecho toda la comunidad educativa".

"Antes -ha continuado- el periodo de alegaciones era un puro trámite administrativo al cual no se atendía y no cambiaba nada del propuesto por la administración. Ahora el periodo de alegaciones tiene sentido porque actuamos con criterios objetivos de calidad educativa, atención al alumnado y necesidades de escolarización centro en centro, municipio a municipio. Es un trabajo conjunto, no es una lucha entre administración y centros educativos como pasaba antes".

La última fase es la atención de las alegaciones y la respuesta de la administración a los argumentos presentados por los centros que han querido alegar. En este sentido, la Conselleria de Educación ya ha estudiado los casos presentados y durante los próximos días se publicará la oferta definitiva de plazas educativas en Infantil, Primaria y Educación Especial a la página web de la Consejería de Educación, Investigación, Cultura y Deporte.

"Ahora se atiende todo el mundo con criterios objetivos y no ideológicos. En el caso de la atención a las alegaciones hechas por centros sostenidos con fondos públicos respecto a la propuesta de planificación escolar es una buena prueba", ha declarado el conseller.

En este sentido, han hecho notar que uno de los aspectos para la planificación definitiva del curso se refiere a la educación compensatoria. Para que un centro sea considerado CAES y, de forma automática, conserve todas las unidades educativas, tiene que tener al menos un 30% de educación compensatoria. Además tiene que ser el propio centre quién solicite la catalogación de CAES.

Desde la Conselleria señalan que hay casos de centros que no han solicitado nunca ser CAES, pero oferten una educación compensatoria del 30% o superior. Son centros con una demanda que no llega al mínimo de ratio exigida por unidad y por eso, automáticamente, en la propuesta de arreglo no se podían proponer mantener estas unidades en funcionamiento.

"Cuando un centro educativo no llega a la ratio mínima exigida, para respetar la igualdad de condiciones de todos los casos y no producir agravios comparativos entre centros, la propuesta que puso sobre la mesa la administración era desactivar unidades porque era necesario seguir el proceso jurídico y que los centros demostraran el porcentaje de e educación compensatoria. Ahora estamos ya en condiciones de anunciar que todos aquellos que no cumplían con una demanda de ratio mínima, pero que han demostrado que tienen al menos un 30% de educación compensatoria, están justificados para conservar unidades que, a priori, tendrían que haberse desactivado por razones de ratio", ha dicho Marzà.

CENTROS

En esta situación se encontraban el CC San José de Elche, que tiene un 49% de educación compensatoria, a pesar de que no había solicitado ser CAES; el CC Claret Fuensanta de Valencia, que conserva de unidades en Primaria donde se demuestra que hay un 30% de educación compensatoria y una unidad mixta de 3-4 años; el CC Estudios Europa de Valencia, porque se ha justificado que en Infantil tiene un 30% de compensatoria y en Primaria llega al 50%; y el CC Obispo Pont de Vila-real porque han justificado tener un 32% de educación compensatoria, entre otros.

Por otro lado, con el estudio de las alegaciones presentadas se ha estimado también la aplicación de criterios y eficiencia en todos los casos. "Una solución que se ha aplicado siempre en la oferta en centros públicos han sido las unidades mixtas de alumnado de diferente curso en aquellos casos donde la demanda es baja. Hemos hecho el mismo en el caso de los centros concertados, ha explicado el responsable de Educación.

Es el caso del CC Jesús Maria San Isidro de Orihuela, donde se habilita una unidad de Infantil mixta 3-4 años; el CC Jesús María de Asís de Alicante, que mantendrá una unidad concertada mixta de 3-4 años ajustada a oferta de escolarización; el CC El Salvador de Alcoi, donde habrá una unidad mixta de 3-4 años para el próximo curso; el CC Raimundo Peñafort de Sant Vicent del Raspeig donde habrá una unidad mixta de Primaria para el próximo curso; el CC Ciudad Jardín de Valencia donde habrá una unidad mixta de 3-4 años para el próximo curso; o el CEIP San Juan de Ribera-Burjassot, donde se ofertará una unidad mixta de 3-4-5 años.

Además, por justificación de necesidades especificas de escolarización, también se ha estimado ofertar unidades en centros como el CC Juan XXIII de Alcoi; el CC Sagrada familia de Elda; el CC Santo Domingo Savio de Petrer; el CC Escuela 2 de Paterna-la Cañada; el CC Sagrada Familia de Valencia; el CC Pureza de María de Valencia; el CC Claret de Xàtiva; el CEIP Ciutat de Cremona de Alaquàs; el CEIP Blasco Ibáñez de Castelló de la Plana o el CEIP Mediterráneo de Orpesa.

Consulta aquí más noticias de Valencia.