La PNL, defendida por el PSIB, pide al Ejecutivo central crear un fondo económico específico para hacer frente al elevado gasto que supone el tratamiento por esta infección, de unos 15.000 euros por persona.

Así se ha aprobado durante la Comisión de Salud del Parlament, donde el diputado del PSIB, Vicenç Thomàs, ha recordado que desde el 2015 se ha implantado un nuevo tratamiento para curar esta infección, más efectivo, y que en su implantación "se produjeron fuertes discriminaciones con el tratamiento que podían recibir los afectados en función de la comunidad donde vivían".

Según ha argumentado, en Baleares, entre enero de 2015 y febrero de 2016 se han aplicado 1.036 tratamientos con los nuevos antivirales por esta enfermedad, que han supuesto un coste de 34 millones de euros, unos 15.000 euros por persona. Un coste que, según Thomàs, "podría bajar hasta 12.000 euros si se aplican nuevos tratamientos porque el precio varía en función del número de tratamientos que se aplican a cada comunidad autónoma".

A pesar de la efectividad de este nuevo medicamento, que tiene un 91 por ciento de curación, su elevado coste hace que los socialistas consideren necesario "crear un fondo económico específico, de ámbito estatal, para asegurar la aplicación de las nuevas terapias sin ninguna discriminación". De hecho, Thomàs ha recordado que el 2015 el Gobierno central "no hizo ninguna aportación económica a las CCAA para la implantación de este medicamento, una cuestión que apoyó el PP de Baleares".

En este sentido, el diputado ha pedido que "se actualice el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C, para mejorar la participación de las CCAA", así como que el gasto económico de los tratamientos por la infección de la Hepatitis C no compute al déficit de las CCAA. La propuesta ha sido aprobada por unanimidad excepto el punto dos, que ha contado con la abstención del PP.