La presidenta del Govern, Francina Armengol, que ha mantenido este miércoles una reunión con el cuerpo consular en Baleares, encabezado por la decana, Hanane Saadi, les ha trasladado que su ejecutivo trabaja por "un turismo sostenible que crezca en calidad".

Al encuentro ha asistido también la consellera de Presidencia, Pilar Costa, que lo ha calificado como "muy provechoso" y ha señalado que ha servido para tratar algunos de los temas que más preocupan al cuerpo consular, tanto con respecto a los "ciudadanos residentes que representan como en relación, a los visitantes que pueden llegar a las Islas a largo de todo el año".

En este sentido, la consellera ha destacado el interés de los cónsules para conocer las actuaciones del Govern en "materia hidráulica" y el plan de sequía programado para "garantizar el suministro a lo largo del verano y dar una solución definitiva" al problema.

La consellera ha indicado también que la presidenta del Govern ha atendido las cuestiones planteadas por los cónsules, muchas de las cuales han estado relacionadas con el impuesto turístico.

Armengol ha trasladado a los representantes de los 23 países presentes en la reunión que el ejecutivo trabaja para "conseguir un turismo sostenible", que "crezca en calidad", garantizando la "calidad de las infraestructuras" que son necesarias para atender el incremento de las demandas que se producen a lo largo de la temporada alta. Una tarea a la que se tiene que unir la del "mantenimiento del patrimonio de las Islas", como uno de los principales atractivos del destino, tanto para visitantes como residentes.

Hanane Saadi, también cónsul de Marruecos, ha sido acompañada por representantes consulares en Palma de 22 países. De Europa: Alemania, Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Irlanda, Islandia, Luxemburgo, Malta, Noruega, Holanda, Polonia, Reino Unido, República Checa, Suecia, y Suiza. De América: Bolivia, Brasil, Colombia, Estados Unidos, y Perú. Y de África: Marruecos.