En rueda de prensa, los diputados de los partidos que apoyan al Govern han remarcado que "no tiene ningún sentido" que no exista esta normativa en "una comunidad que recibe 14 millones de turistas anualmente" y que ya que "la competencia es de las diferentes Islas, lo que se pretende es poner en marcha un plan coordinador, que pueda garantizar la coherencia y la sostenibilidad de la gestión".

De esta manera, el portavoz de MÉS per Mallorca, David Abril, ha señalado "la necesidad de hacerlo apostando por un cambio de modelo general y también un cambio del modelo económico". "Deberíamos pasar de una macroincinerador a pequeñas instalaciones. Así el sistema será más descentralizado y podrá generar más puestos de trabajo que ahora están en manos de un monopolio", ha asegurado Abril.

Por su parte, la diputada del PSIB-PSOE, Silvia Limones, ha mostrado su "satisfacción" con la propuesta y ha hecho referencia en la situación de la isla de Ibiza. "Hay que aumentar el porcentaje del reciclaje, ya que es muy bajo", ha enfatizado.

La portavoz de Gent per Formentera, Sílvia Tur, ha coincidido en señalar que se trata de "una iniciativa necesaria", y que "hay que tener unos objetivos muchos más ambiciosos que los del plan nacional, con una estrategia global".

También la representante de MÉS per Menorca, Patricia Font ha destacado la oportunidad que representa esta normativa para "mejorar la gestión de los residuos por Menorca". Font también ha señalado que "tiene que ser una ley participada y participativa con las administraciones competentes y la sociedad civil".

En este sentido también se ha manifestado el diputado de Podemos David Fernández quien ha invitado a expertos y entidades especializadas en participar en la ponencia y que ha destacado que hay que

"reciclar, reutilizar, reducir la generación de residuos y cambiar el modelo". Previsiblemente la ponencia se pondrá en marcha una vez la ley sea aprobada.