El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, considera que descenso del paro en abril, un 2,3% en relación al mes de marzo (1.126 personas menos), supone un "respiro" para el mercado laboral de la Comunidad Autónoma, que encadena dos meses seguidos con la tasa de desempleo a la baja.

Revilla ha valorado los datos hechos públicos este miércoles por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social "sin triunfalismos" y consciente de que "aún queda mucho por hacer", si bien ha confiado en que las políticas que el Gobierno está poniendo en marcha comiencen a dar resultados "en el medio plazo".

Por sectores, ha destacado el "tirón" del sector servicios, con 694 parados menos, y también el repunte que se empieza a apreciar en la construcción y la industria, con 222 y 220 desempleados menos, respectivamente.

Sin embargo, se ha mostrado "preocupado" por la evolución interanual del paro en Cantabria, que ha achacado a "las trampas" que el anterior Gobierno del Partido Popular hizo a la hora de contabilizar el número parados y, concretamente, a la exclusión de las listas de quienes participaban en proyectos integrados de empleo y los 3.600 contratos subvencionados a los ayuntamientos en vísperas de las elecciones autonómicas.

"Ahora el interanual parece mucho peor, cuando lo cierto es que es el que era, sin maquillaje ni triquiñuelas para enmascararlo", ha subrayado el presidente, antes de afirmar que desde julio de 2015 esas prácticas "ya no existen en Cantabria" y las oficinas de empleo "ya no reciben instrucciones políticas para clasificar a los desempleados, maquillar la realidad y engañar a la ciudadanía".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.