Gredilla ha repasado las cifras del paro registrado publicadas este miércoles de los que se extrae que el número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León cayó en 5.077 personas en abril de 2016, con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad baja por segunda vez en el año de la barrera de 200.000 y se sitúa, en concreto, en 193.165,.

Además, ha recordado que en términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro en el mes de abril registró un descenso del 2,56 por ciento respecto a marzo (en el resto de España el paro cayó un 2,04 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país descendió en 83.599 situarse en un total de 4,01 millones).

Con estos datos, el viceconsejero de Empleo ha recordado que Castilla y León lleva ya "30

meses" consecutivos de descenso del paro interanual, al tiempo que ha destacado que las provincias de Segovia, Soria y Burgos son las que han registrado un mayor descenso del país.

Así, ha insistido en que los datos de abril son "buenos" a pesar de que las cifras no son tan favorables como las de abril de 2015, una situación que ha achacado a las "incertidumbres" políticas y en la economía internacional que lleva, a su juicio, a frenar inversiones por no conocerse el escenario futuro.

Además, ha recordado que el Plan de Empleo Local 2016 apuesta más por un empleo "de calidad" que por la cantidad, ya que prima contratos a jornada completa, lo que ha podido frenar el crecimiento de empleo en comparación con el mismo mes del año anterior.

Ante esta situación, el viceconsejero ha asegurado que la Junta se mantendrá "vigilante" mes a mes a la evolución de los datos, aunque se ha mostrado satisfecho de que se mantenga el nivel de parados por debajo de los 200.000 desde el mes de marzo.

Por último, Gredilla ha querido aclarar la situación de la provincia de Ávila dado el incremento del número de parados detectados por la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año que la situaban por encima de los 20.000 cuando las cifras del paro apunta a unos 15.550 desempleados.

El viceconsejero ha insistido en que la Junta no cuestiona los datos de la EPA, no obstante sí ha insistido en que se trata de una operación estadística que cuenta con un margen de error que es mayor cuando se baja de nivel. Así, si en Castilla y León puede alcanzar en Castilla y León el 3,79 en el caso de Ávila puede llegar al 10,16.

"Son errores que se pueden producir en los muestreos que se van corrigiendo ellos solos temporalmente", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.