La DPH destina 200.000 euros a proyectos de cooperación al desarrollo de 31 organizaciones

Los proyectos apoyados con las ayudas de cooperación al desarrollo de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) de 2015, cuantificadas en 200.000 euros, han permitido, entre otras cosas, la adquisición de dos molinos de cereales para comunidades rurales en Senegal y la mejora del acceso al agua potable en ocho poblados de Togo.
Llegada agua potable a Kara, en Togo
Llegada agua potable a Kara, en Togo
DPH

Los proyectos apoyados con las ayudas de cooperación al desarrollo de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) de 2015, cuantificadas en 200.000 euros, han permitido, entre otras cosas, la adquisición de dos molinos de cereales para comunidades rurales en Senegal y la mejora del acceso al agua potable en ocho poblados de Togo.

Así lo ha explicado la institución provincial en una nota de prensa, una vez se han concluido los proyectos correspondientes a la convocatoria del año pasado, que han sido realizados por 31 organizaciones y seleccionados teniendo en cuenta los Objetivos de Desarrollo del Mileno fijados por la ONU para el período 2000-2015 y el plan director de la Cooperación Aragonesa para el Desarrollo.

Estos proyectos de cooperación han llegado a países como Nicaragua, India, Mali, Burkina Faso, Etiopía, Guatemala, Marruecos, Ecuador, Bolivia, Costa de Marfil, Camerún, Argelia y Angola.

El objetivo es mejorar la calidad de vida de los habitantes de zonas más desfavorecidas en ámbitos como el de la sanidad, la educación, alimentación y los servicios, así como generar inversiones en estos países y colaborar en la puesta en funcionamiento de nuevas formas de gobierno que garanticen la estabilidad política y democrática en estas zonas, ha explicado la institución provincial.

Según ha detallado, uno de los proyectos se ha realizado en la región de Kara, una zona rural del norte de Togo, que ha visto cómo llegaba el agua potable a través de un proyecto que Manos Unidas. Hasta ahora, "sus habitantes tenían que recorrer largas distancias para abastecer a sus familias de agua que, por otro lado, muchas veces estaba contaminada por la falta de una red de saneamiento".

Para eso, ha sido necesaria la construcción de infraestructuras equipadas con bomba manual en ocho poblados, acompañada de un proceso de formación y concienciación de la población local en cuanto a su mantenimiento. Esta actuación ha dado continuidad a un proyecto similar realizado en otras 18 comunidades rurales de esta región.

MOLINOS

Por su parte, Arapaz-MPDL Aragón ha instalado en Senegal dos molinos de cereales dentro de una estrategia global de empoderamiento de las mujeres en varias comunidades, en concreto en las de Kacothie y Nguindor.

Estos dos pueblos de la región de Kaolack no contaban con un molino propio que ahora permitirá a las mujeres ocuparse de otras tareas, al no tener que desplazarse para moler en pueblos vecinos ni hacerlos de manera manual, además de constituir una fuente de ingresos comunitaria, han apuntado las mismas fuentes.

Siguiendo la línea de estos proyectos de desarrollo, se encuentra el de Serso-Aragón, que está promoviendo en Burkina Faso ciclos formativos en fontanería para favorecer el acceso al mercado laboral de los jóvenes y el del Movimiento Rural Cristiano de Monegros cuyo trabajo se ha centrado en mejorar la alimentación de niños y ancianos de Ocotal, en Nicaragua, con la construcción de una granja de cría de conejos y cerdos.

De la misma forma han podido llevar a cabo otros proyectos centrados en la mujer, el fomento del empleo, saneamiento de aguas y en la construcción de centros sanitarios. Además, la DPH colabora con acciones que se desarrollan en la provincia de Huesca para sensibilizar a la población acerca de la importancia y necesidad de la cooperación para el desarrollo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento