El edificio del Rectorado de la Universidad de Murcia ha acogido este martes la presentación de la exposición de Lidó Rico titulada 'The Wedding', cuya inauguración oficial tendrá lugar el jueves 22 de abril a las 19.00 horas.

En el acto, que ha sido presidido por el Rector José Orihuela, el artista ha hecho entrega de una de las esculturas del proyecto a la facultad de Medicina, cuyo decano, Miguel García Salom, ha afirmado que buscarán un lugar idóneo para la misma.

La exposición forma parte del proyecto 'Genoarquitecturas', fruto de la colaboración iniciada hace dos años por el artista murciano con el neurofisiólogo Kuei Y. Tseng, profesor del Departamento de Farmacología Celular y Molecular de la Universidad de Chicago, y con el neurobiólogo José Luis Ferrán, profesor del Departamento de Anatomía y Psicobiología de la Universidad de Murcia.

Lidó Rico ha realizado una serie de Neuroesculturas obtenidas a partir de varios cerebros humanos reales, con las que el autor establece una nueva visión sobre nuestra maquinaria de pensamiento, según informaron fuentes de la institución docente en un comunicado.

Rico considera de vital importancia la función activa y social que debe desempeñar el arte como vehículo de conocimiento, de aquí el especial interés de que una de sus obras vaya destinada a la Facultad de Medicina.

Lidó Rico habló de la misión actual del artista, que a su parecer debe ser "interconectar diversas disciplinas", y afirmó que "el arte siempre ha visto el cerebro de lejos, desde un punto de vista paisajista, pero a mí me interesa la realidad" "no busco la estética, sino el hombre".

"El arte tiene que aportar, y en un desierto cultural como el que vivimos, la Universidad tiene un papel definitivo para el desarrollo del hombre, es la empresa que reparte el conocimiento", ha añadido.

El decano de Medicina, Miguel García Salom, agradeció la donación de la obra, y ha afirmado que "el arte, al igual que la ciencia, nos acerca a lo bello, aunque lo representen de diferente forma".

El rector, por su parte, hizo un paralelismo entre los genes basura en la cadena de ADN con los "memes basura", que nos acercan, dijo, a la cultura basura, a la que calificó como "la escoria de la civilización", y en la que ha incluido los anuncios televisivos, el buzoneo indiscriminado por Internet, la astrología y la propaganda política.

"El proyecto 'Genoarquitecturas' y la exposición 'The Widding' nos transporta a una fascinante relación sobre nuestra máquina de pensamiento con el arte como vehículo de conocimiento", afirmando finalmente, respecto a la obra donada que "todos nuestros estudiantes, profesores y PAS, podrán disfrutar de esta obra de arte en el edificio de Ciencias Biomédicas".

Los recuerdos como experiencias de vida

'The Wedding' pretende hacer reflexionar sobre la importancia de acumular buenas experiencias, ya que éstas se guardan en nuestro cerebro y contribuyen a las decisiones cotidianas que toma nuestra mente.

Según relata Lidó Rico, las experiencias vitales, ingresan en el cerebro como un dato que se almacena a nivel de sinapsis neuronales. Sin embargo, este recuerdo "nunca es una fiel representación de lo sucedido y tampoco se recuerda a lo largo de la vida de la misma forma", según las mismas fuentes.

Nuestros recuerdos contribuyen, afirma el artista, a "conformar lo que somos como individuos en nuestra cultura y en el ejercicio diario de nuestra vida". Pero los recuerdos, añade, "son frágiles, y dependen de la estabilidad de nuestras redes neuronales; si éstas se pierden en situaciones extremas como la enfermedad del Alzheimer, lo que era una experiencia que marcaba nuestra existencia, y puede desaparecer de forma definitiva transformándonos en seres ausentes".

Lidó Rico despliega una serie de recursos, tanto plásticos como sonoros, que hacen viajar al visitante a la exposición a través del tiempo y de nuestra memoria. Psicólogos y personas relevantes de la vida pública prestan su voz, junto a otras anónimas, para relatar su experiencia con el Alzheimer.

A ello se unen testimonios, canciones, fragmentos de diálogos y bandas sonoras de películas, juramentos, discursos y noticias que han marcado la historia. "Este collage sonoro pretende concienciarnos sobre cómo está construida nuestra memoria", añade la UMU.

La exposición pretende que los espectadores asuman un papel activo en esta problemática, que cambien su percepción sobre ella y que reconozcan el valor de todos los que trabajan y conviven con las personas afectadas; que se valore la lucha y esfuerzo de los investigadores.

El proyecto, que fue presentado el pasado 9 de marzo en Manama (Baréin), continuará después de pasar por Murcia por ciudades como Barcelona, donde la galería Imaginart acogerá la exposición titulada Miró-Lidó, que reflexiona sobre los cerebros de reconocidos artistas tanto clásicos como contemporáneos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.