El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), ha defendido este miércoles su "honradez" y ha anunciado que no dimitirá al mostrarse "convencido" de que "no hay ni ha habido corrupción" en la gestión del equipo de gobierno ni de los funcionarios que están siendo investigados.

El regidor ha realizado estas declaraciones tras quedar en libertad con cargos después de haber declarado por su presunta implicación en una trama corrupta en el área de Urbanismo del Ayuntamiento por la que están siendo investigadas un total de 17 personas, entre ellas la concejal del Urbanismo, Isabel Nieto, cuya gestión ha defendido el primer edil.

En la que ha sido su primera comparecencia pública tras declarar en la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental en relación a este caso, que investiga el Juzgado de Instrucción número 2 de Granada, Torres Hurtado ha lamentado el "espectáculo mediático que se ha montado" en las puertas de su casa y del Ayuntamiento de Granada con motivo de los registros practicados por los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) en el marco de un operativo que a su juicio ha sido excesivo.

"Se nos atribuyen un montón de cosas pero estoy absolutamente convencido de que no hay nada que justifique la parafernalia que se ha montado la ciudad". "Aquí no ha habido corrupción, ni después ni ahora y eso me llena de fuerza para no esconderme y pedir a los granadinos disculpas por la mala imagen que está sufriendo la ciudad (...) no tengo nada que temer", ha agregado. De hecho, ha achacado los hechos a una "trama política" y de acoso que viene sufriendo, según ha dicho, en los últimos años.

Así lo ha transmitido a su propio partido, desde el que no se le ha pedido que dimita aunque sí se le ha transmitido "una preocupación importante", ha relatado tras haber dialogado con el presidente del PP-A, Juanma Moreno, y el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo.

Aunque el regidor ha conocido a través de los periodistas la decisión del PP de suspenderle de forma cautelar de militancia, ha restado importancia a este hecho y ha dicho que él mismo ha pedido a su partido que abra un expediente informativo para profundizar en los hechos, de modo que todos queden "tranquilos", puesto que no ha cometido "ninguna corrupción".

Torres Hurtado ha señalado que no ha tenido comunicación con dirigentes provinciales del PP, matizando que no tiene su teléfono en su poder, que ha sido intervenido por la UDEF, que también ha inspeccionado el ordenador de su despacho que, según afirma, "nunca" ha utilizado.

Ha reconocido que ha sido un día "complicado", a partir de que, sobre las 7,45 horas, se personaran en su domicilio más de una decena de policías que han "revisado los cajones y las esquinas" de su casa y posteriormente su despacho, en la sede del Ayuntamiento de Granada.

Ha dicho que ha facilitado a los agentes toda la documentación que le han solicitado, aunque garantiza que los agentes "no se han llevado nada" que pueda justificar su imputación por una posible trama de corrupción, porque "todo se ha hecho legal".

El regidor, que ha permanecido en calidad de detenido hasta que ha prestado declaración en la Jefatura Superior, ha sido citado a declarar en sede judicial el próximo 12 de mayo a las 10,00 horas, aunque afirma desconocer "qué le van a preguntar" porque no sabe "de qué se le acusa".

Ha defendido que la "honradez de la gestión municipal" ha quedado demostrada en las "27 o 28" ocasiones en las que el Ayuntamiento "ha sido requerido por la autoridad judicial" con peticiones de información o causas que "siempre se han archivado".

Preguntado sobre la decisión de Ciudadanos de retirar su apoyo al equipo de gobierno, ha sostenido que ya "lo hicieron hace tiempo" cuando la concejal de Urbanismo fue citada a declarar ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Granada en calidad de investigada por el llamado 'caso Serrallo'.

Sobre este asunto y la posible moción de censura que podrían plantear los grupos de la oposición, el regidor ha abogado por "no tomar decisiones en caliente" y "dejar que la justicia trabaje", al tiempo que ha lamentado que no se respete la "presunción de inocencia".

En este mismo contexto, ha descartado dimitir de su cargo, pues lo único que tiene hasta ahora, ha argumentado, es una citación judicial después de un registro en su casa en el que "apenas se han llevada nada" porque no lo tiene. "No he estado con las esposas puestas ni me han tenido aislado y estoy convencido de que no hay nada mal hecho".

Igualmente, ha afirmado que ahora "se plantea menos que nunca" aceptar la dimisión de la concejal de Urbanismo, que ya le ha transmitido en varias ocasiones su intención de dejar el cargo.

Consulta aquí más noticias de Granada.