La consellera de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Gabriela Bravo, ha avanzado este miércoles que ya está "casi concluido" el borrador de la futura Ley de Memoria Democrática para la Convivencia de la Comunitat Valenciana.

Al respecto, confía en que en un plazo de diez días puedan remitir el documento a Presidencia, Vicepresidente y a las consellerias, para que después de un "debate interno", se pueda iniciar el expediente administrativo. Posteriormente, ha explicado que será objeto de un debate parlamentario.

Gabriela Bravo se ha expresado en estos términos en la sesión de control del pleno las Corts Valencianes tras una pregunta formulada por la diputada del grupo Podemos Llum Quiñonero, sobre cuáles son las líneas de trabajo de la Conselleria de Justicia para la elaboración de una Ley de Memoria Histórica.

La titular de Justicia ha explicado que el objeto de este borrador de la ley es "establecer el régimen jurídico de las iniciativas, actuaciones y órganos dedicado a la recuperación de la memoria democrática de la Comunitat Valenciana, para garantizar el derecho de la sociedad a conocer la verdad de los hechos acaecidos desde el inicio del levantamiento militar contra la República".

La consellera ha destacado que el borrador "se asiente en el derecho a la verdad" y, así, "en el derecho de todos los valencianos a investigar su historia para conocerla mejor". De este modo, "concibe la memoria democrática como fundamento de la dignidad de los ciudadanos", ha subrayado. También ha indicado que "reconoce el derecho a la reparación moral y a la recuperación de la memoria personal y familiar".

El documento insta a la Generalitat a que promueva medidas de reparación y reconocimiento de las víctimas y, con este objetivo, Bravo ha avanzado que su Conselleria está tramitando un proyecto de decreto para la creación de la comisión interdepartamental para la recuperación de la memoria democrática, que actualmente está pendiente de los informes de la Abogacía de la Generalitat y del Consell Jurídic Consultiu.

La futura ley también encomendará a la Generalitat a la realización de las actuaciones necesarias para recuperar e identificar los restos de víctimas desaparecidas y a elaborar los mapas de localización de restos.

También recogerá la prohibición de exhibir símbolos y elementos contrarios a la memoria democrática, además de mecanismos "para evitar y prevenir actos públicos que menoscaben la dignidad de las víctimas o de sus familiares, u homenajes a favor del franquismo", ha resaltado .

En materia educativa, el borrador prevé la inclusión de la memoria democrática en el currículo de la ESO, del Bachillerato, de la educación de personas adultas y de la formación del profesorado.

Instituto de la memoria de los derechos humanos

Por otro lado, prevé la creación de un Instituto de Memoria de los Derechos Humanos y Libertades Pública de la Comunitat, dedicado al estudio, investigación e impulso de todas las medidas que establezca la futura ley. Bravo también ha anunciado que la Conselleria está trabajando en la constitución de un registro de asociaciones memorialistas, para gestionar "de forma transparente" todo lo referente a subvenciones para colectivos que trabajen en la recuperación de la memoria de las víctimas.

Por su parte, Llum Quiñonero ha resaltado que "necesitamos una nueva mirada sobre la memoria que reconozca a las víctimas de la dictadura, la represión política y también la represión social, cultural y lingüística".

"Queremos hablar de construir de una sociedad que defienda desde las instituciones el esfuerzo descomunal realizado en defensa de la democracia", ha dicho la diputada de Podemos, quien considera que la futura ley debe basarse en "verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición".

Consulta aquí más noticias de Valencia.