El secretario general de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO de Cantabria, Óscar Arroyo, ha calificado la propuesta de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda de invertir dos millones de euros en el plan de rehabilitación de edificios públicos en la región para este año como una inversión "irrisoria e insuficiente para mantener, mínimamente, el empleo en la construcción".

Ante el anuncio de esta "escasa, casi anecdótica" partida presupuestaria, Arroyo ha instado en un comunicado al Gobierno cántabro a que se "ponga inmediatamente a trabajar" y busque soluciones para la actual y "particular" crisis del sector, "quizás el más castigado desde que comenzó la crisis en 2007 y el que menos ayudas ha recibido", con inversiones "reales" y defendiendo los intereses de la región ante el Ejecutivo central.

Además, para la Federación es "un error" que el Gobierno decida "valorar" a todos los consistorios bajo las mismas premisas, ya que esta subvención solo permite la rehabilitación de un edificio público por municipio "y son mayores las necesidades de un ayuntamiento de 100.000 o 70.000 habitantes que las de un municipio donde no viven más de 2.000 personas".

También considera "inapreciable" los "casi" 500.000 euros que la Consejería destina a la rehabilitación de fachadas para toda Cantabria, pues, ha ironizado el secretario general: "si los 120.000 edificios que hay en la región necesitaran una actuación, tocaría a 4 euros para cada uno. Aunque solo sea la décima parte de las viviendas las que necesitan rehabilitación, estamos hablando de que les correspondería solo 41 euros".

Medidas urgentes

Dado que la obra pública es "prácticamente inexistente y lo poco que existe tiene carácter residual", para CCOO es prioritario que la Consejería de Obras Públicas y Vivienda incentive y dinamice el sector para poder mantener el empleo actual e implantar expectativas futuras de creación de nuevos puestos de trabajo, ya que todas las empresas de la región se encuentran en distintas fases de expedientes de regulación de empleo (ERE).

Arroyo ha explicado que la mayoría de las empresas afincadas en la comunidad acumulan "muchos años" en situación de ERE, repercutiendo esta inestabilidad directamente en los trabajadores ya que están acabando sus prestaciones de desempleo, convirtiéndoles en los mayores damnificados de esta crisis.

La Federación de Construcción y Servicios no entiende "cómo es posible que un Ayuntamiento como el de Santander esté dedicando más dinero a obra pública, -recientemente ha anunciado la inversión de 3 millones de euros para la Plaza de las Estaciones y otros 2 millones para las rampas mecánicas de Vista Alegre- que el Gobierno regional en toda Cantabria", por eso ha vuelto a insistir en que es urgente la incentivación en el sector en la comunidad.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.