CROEM considera, tras conocer los datos del IPC de marzo, que el contexto actual contribuye a la recuperación económica y a la mejora de la capacidad adquisitiva de la población, pese a sumar ya 23 meses consecutivos sin subidas.

De este modo, la evolución de los precios en marzo, que coincide con una mejora del consumo y del mercado laboral, "aleja cualquier posible alarma de espiral deflacionista".

A su vez, las continuas medidas adoptadas por el Banco Central Europeo "se encaminan a retomar los niveles de inflación óptimos (2%)", si bien, señala la Confederación en comunicado de prensa, "sus posibles efectos deberían hacerse evidentes sobre todo a medio plazo".

Consulta aquí más noticias de Murcia.