El gobierno valenciano ha llevado a cabo este miércoles una concentración silenciosa a las puertas del Palau de la Generalitat para condenar la muerte de una mujer presuntamente a manos de su marido en Benidorm (Alicante). "Han asesinado a Carmen, la tercera victima en la Comunitat en lo que llevamos de año", ha dicho la vicepresidenta, Mònica Oltra, que ha advertido a los agresores. "Tenéis los días contados".

Representantes del Consell, entre ellos Oltra y los consellers de Hacienda y Educación, Vicent Soler y Vicent Marzà— han guardado tres minutos de silencio en recuerdo de la víctima, cuyo cadáver fue hallado este martes en una vivienda de Benidorm con varias heridas de arma blanca.

Tras la concentración silenciosa, Mónica Oltra ha manifestado que "han asesinado a Carmen, la tercera victima en la Comunitat en lo que llevamos de año". "Tenemos que ponerle nombre porque no solo se asesina a una mujer, se golpea a toda la sociedad", ha agregado.

En la misma línea, la vicepresidenta ha considerado que estas tragedias "nacen de un problema colectivo" y ha abogado por "romper esas paredes". Por eso, ha recalcado que "cuando un vecino vea ese problema en la pared de al lado debe llamar a la Policía".

Además, ha lanzado un mensaje de apoyo "también a la hija de Carmen, que desafortunadamente tuvo que encontrar el cuerpo sin vida de su madre".

Preguntada por la menor, ha explicado que está siendo atendida por un equipo psicológico de la conselleria y "con todos los recursos necesarios dado su estado de shock actual, para conseguir que le quede el menor trauma posible"

Oltra se ha dirigido directamente a los agresores con un mensaje "muy claro: Tenéis los días contados". Como ha manifestado, "no tienen cabida en esta sociedad y son la expresión más profunda de la desigualdad existente".

Unión a la ciudadanía

Finalmente, ha pedido "unión" de la ciudadanía con las víctimas y, preguntada por las denuncias —y absolución— que pesaba sobre el agresor de Benidorm, ha reconocido que "siempre es gravísimo, pero más cuando hay denuncia, porque no siempre es fácil demostrar el maltrato y las palizas: muchas veces no son evidentes y cuando se denuncia ya han desaparecido".

"Por eso es importante el apoyo de la sociedad en su conjunto", ha subrayado la vicepresidenta, para apostillar que "la soledad de la víctima frente al maltrato es terrible" y que "tenemos que derribar esas cuatro paredes".

Consulta aquí más noticias de Valencia.