La defensa del ex jefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret ha asegurado que "no existe relación entre los agasajos" —en referencia a las prendas que su cliente reconoció haber recibido en el llamado 'caso de los trajes'— y "una determinada contraprestación o trato de favor" en cuanto a la adjudicación de los concursos para la construcción de los stands de la Comunitat Valenciana en Fitur a favor de las empresas de la trama 'Gürtel'.

Así lo ha expuesto este miércoles en su turno de conclusiones el abogado que defiende al antiguo cargo de Turismo en una nueva sesión de la causa en la que se juzgan las adjudicaciones de los stands de la Comunitat Valenciana en Fitur entre los años 2005 y 2009 en una pieza separada del 'caso Gürtel'.

Tras él, ha expuesto sus conclusiones la defensa del ex jefe del Área de Mercados de la cartera, Isaac Vidal, que ha pedido su absolución porque, en su opinión, "el fiscal no ha demostrado su culpabilidad en ningún caso".

El letrado de Betoret ha defendido que no se debe condenar a su cliente por "cosa juzgada", debido a que ya fue condenado en la pieza de 'Gürtel' conocida como el 'caso de los trajes', en el que también se juzgó al expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps y al exdiputado y ex secretario general del PP de la Comunitat Valenciana (PPCV) Ricardo Costa, que fueron absueltos.

Con el fin de sostener esta petición, ha apuntado que las acusaciones —el PSPV como acusación popular y fiscalía— "pretendían que se uniera la pieza de aquel cohecho pasivo impropio —el de los regalos— con la de Fitur y el instructor lo desestimó en un auto por la falta de conexión y por la inexistencia de relación entre los agasajos y las adjudicaciones de los stands".

Por ello, ha explicado que si Betoret "hubiera sabido que se le iba a juzgar por otros hechos, nunca hubiera aceptado la conformidad" que firmó, a diferencia de Camps y Costa, que acabaron siendo exculpados por un tribunal popular, y "si se le hubiera juzgado en una única causa se podría haber defendido de forma correcta".

Esta situación, ha continuado, "le ha producido evidentes perjuicios a Betoret, se le ha discriminado con respecto a otros acusados". Concretamente, se ha referido al ex director general de RTVV Pedro García y al exvicepresidente de la Generalitat Vicente Rambla, debido a que en estos casos, según ha dicho, "se unió su acusación por los trajes a las piezas en las que están implicados". "El caso de Betoret es el único en el que se ha separado", ha apostillado.

El letrado ha sostenido también que "no existe relación entre los agasajos y una determinada contraprestación o trato de favor" y, bajo esta tesis, el acusado "accedió a la conformidad en el 'caso de los trajes'" y ha insistido en que "aquellos hechos no tienen ninguna relación con los aquí juzgados".

"Los hechos del primer y segundo procedimiento son inescindibles y coincidentes en el tiempo y por todo lo que se le atribuye sólo cabe la exculpación y si no, se quebraría un proceso con todas las garantías y a su derecho a no confesarse culpable", ha sentenciado en este sentido.

En cuanto a una reunión que se produjo entre su defendido y el conocido como 'El bigotes' y considerado uno de los cabecillas de la trama 'Gürtel', Álvaro Pérez, ha señalado que el encuentro se celebró en el despacho de Betoret en la Agencia Valenciana de Turismo (AVT) y ha afirmado que "en esas fechas estaba trabajando en una hoja de tamaño A3 en el pabellón de Ifema, no en el lugar que luego sería objeto de adjudicación".

Se ha referido así a otro de los objetos de acusación, en el que el ministerio público sostiene que Orange Market —la empresa que se hizo con los concursos supuestamente irregulares y una de las principales firmas de la red 'Gürtel'— recibió a través de correos electrónicos enviados por Betoret los planos del lugar destinado a la Comunitat en la feria de turismo, con lo que contaba con mayor información que el resto de empresas licitadoras.

Betoret con 'V'

El letrado ha comenzado diciendo que "la indeterminación del fiscal en este sentido es evidente y no hay ninguna prueba de comunicación entre ambos" y sólo existe un correo "destinado a Betoret escrito con 'v' y acabado en 's'", por lo que entiende que ese mensaje no habría llegado al ex jefe de gabinete.

"Es el señor Fernando Torres, apoderado de Easy Concept -una de las empresas de la trama—, el que intentó hacer llegar los planos públicos de Ifema a Betoret y envió ese correo a una cuenta que no existe", ha comentado el abogado que ha añadido que "además de ser públicos, estos planos no son del lugar en el que se montarían los stands de la Comunitat Valenciana".

Continuando con la supuesta relación entre 'El bigotes' y Betoret, el fiscal asegura que previamente a la celebración del concurso de Fitur 2006 "compartían comidas privadas" y el letrado ha dicho desconocer "por qué no se han determinado fechas, lugares ni comensales".

Desde su punto de vista, "sólo hubo una comida en el Centro de Turismo de Valencia (CdT) y no era privada, era de trabajo y se hizo una vez adjudicado Fitur".

"El objetivo era enseñarle el CdT para que conociera el centro de cara a la presentación que se iba a producir al día siguiente", ha indicado.

"se quiere incriminar a betoret"

El abogado ha defendido también, en relación con un almuerzo en el que hubo 2.000 invitados celebrado en el Palacio de Congresos de forma previa a Fitur 2005, ha explicado que "se contrató un gran escenario y se hizo de forma que fuera la puesta de largo de la recién creada Conselleria de Turismo" —que nació a mediados de 2004—.

En cuanto al incremento en los costes de los concursos, ha explicado que "se había pasado de una presencia de 2.000 metros cuadrados a 5.000, con lo que supone de mayor número de expositores".

Sobre un posible fraccionamiento de facturas para evitar un mayor número de controles públicos, el abogado ha expresado que estos hechos se refieren a los expositores en Fitur de otras consellerias, por lo que "habría que preguntárselo a quien las hizo".

"Se quiere incriminar a Betoret y sólo participó porque estos expositores se montaban en el espacio dedicado a la Comunitat y sobre el que tenía responsabilidades" pero "tampoco no tiene ningún papel en la elección de las empresas", ha apostillado.

En esta causa también se juzga una fiesta organizada por la Administración en una conocida discoteca de Valencia, sobre lo que ha alegado que se trataba de un contrato menor "que no le corresponde aprobarlo y no lo aprueba Betoret".

Además, se ha referido a un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía en la que se afirma que Betoret "ordena corregir facturas y cambiar importes y conceptos" y ha criticado que "es mentira" porque "sólo interviene en uno y corrige para que el concepto coincida con el contrato menor que se ha tramitado".

Consulta aquí más noticias de Valencia.