La concejala de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Gijón, Montserrat López (Foro), ha destacado este miércoles la puesta a disposición de los colegios e institutos de la ciudad para el próximo curso del programa 'Tutorías entre Iguales' (TEI) para prevenir el acoso escolar, que en el caso de Asturias lo sufren uno de cada cuatro escolares asturianos.

Se trata, según López, de poner en manos de todos los centros educativos lo que es ya "un clamor". Así lo ha indicado durante la presentación de este programa en el Ayuntamiento, a cargo del autor del mismo, Andrés González Bellido, en la que ha remarcado que se trata de una estrategia educativa "pionera" en Asturias, pero que se lleva a cabo en otros lugares desde 2003. Este consiste en que jóvenes se hacen cargo de otros recién llegados al instituto o colegio.

La edil ha incidido en que el acoso escolar "no es un tema menor", sino "una plaga de difícil control ante una comunidad educativa ciertamente desorientada", especialmente por el uso de las redes sociales por parte de los jóvenes. También ha resaltado que hay jóvenes que, por miedo a ser víctimas de acoso, son "cómplices de la violencia y constructores de un muro de silencio", ha añadido, para alertar de que a veces se llega "a la desesperación del suicidio".

Según un estudio, uno de cada 10 alumnos entre los 12 y los 16 años son víctimas de acoso escolar. A esto ha sumado la concejala que Asturias es la tercera comunidad de España con mayor índice de acoso escolar, por detrás de Andalucía y País Vasco. La edil ha incidido en que no se puede demorar más poner en marcha un plan de trabajo para concienciarse de que se trata de un problema de todos y no solo de la víctima.

González Bellido, por su parte, ha destacado que los niveles de acoso escolar medio-alto "dejan cicatrices de por vida", a lo que ha añadido que la mayor parte de las veces se vive en soledad. Ha remarcado, además, que programas como esto funcionan solo con la implicación de todos, familias, profesorado y fundamentalmente los alumnos.

Vivido en silencio

El TEI, según él, trabaja sobre los problemas de baja intensidad, para evitar llegar a niveles mayores y la agresión física. De acuerdo a un estudio, el 14 por ciento de alumnos de una clase se autoconsidera víctima y el 40 por ciento acosador, ya que esta última figura tiene "prestigio" en el ambiente escolar.

A partir de ahora se quitará el "prestigio" que tienen estas conductas para llegar a otras más violentas. Ha resaltado, además, que es muy importante visibilizar las situaciones de acoso y no se vivan en silencio.

Ha visto necesario, además, intervenir más en Primaria, cuando todavía no han madurado los niños. Ha llamado la atención, asimismo, sobre que los procesos de acoso escolar necesitan público, por lo que si se ve al acosador como mal compañero o mala persona este modificará su conducta.

También ha explicado que en el caso de Secundaria son los alumnos de tercero los tutores de los de primero, y en Primaria los de quinto son los tutores de los de tercero. A profesores y alumnos se les da una formación sobre el programa TEI.

Consulta aquí más noticias de Asturias.