BIO Ha dedicado 40 de sus 66 años a actuar. Explica que empezó su carrera profesional “algo tarde”, porque se licenció en Derecho.

Es un actor de los de siempre, de cine, de televisión, y sobre todo, de teatro. Ahora interpreta a Avelino en Escenas de matrimonio, (Telecinco, hoy a las 21.20 h.) la serie sobre las relaciones matrimoniales que está arrasando.

Supongo que la idea de la serie viene de Noche de Fiesta...

Indudablemente. Estuvimos tres años haciendo los sketches en el programa y luego en el teatro. Incluso se habló de hacer una película.

Tanto meterse el uno con el otro, ¿no se han acabado cogiendo manía?

No, que va. Oficialmente nos llevamos muy mal, pero en la realidad somos muy educados y nos llevamos bien.

Ha conseguido usted un sueño: trabajar en pijama.

(Risas) La verdad es que es muy cómodo, porque en el plató hace mucho calor. Meterse en la cama debajo de las mantas es otra historia...

¿Nunca echan una cabezadita aprovechando el plató?

No, que va, no tenemos tiempo para relajarnos. Aunque no estemos grabando siempre hay mucho lío y ruido.

¿Cómo pueden decirse esas burradas sin reírse?

Aprovechamos para reírnos cuando hacemos los ensayos. Ahí nos desfogamos y cuando llegamos a la grabación estamos más relajados.

¿Nos espera alguna sorpresa en la serie?

Los actores queremos que los tres matrimonios se conozcan y siempre se lo estamos diciendo a los guionistas. Yo creo que están acariciando la idea.

¿De verdad son así todos los matrimonios mayores?

No, es una parodia, aunque la gente se reconoce en algunas cosas. Un hombre me paró en la calle y me pidió un autógrafo para su padre, que al parecer siempre le decía a su señora que o cambiaban o iban a acabar como en la serie.

Son casi como un servicio público...

(Risas) Sí, hacemos una labor educacional: Así se acaba si se pierde el respeto.

¿Está usted casado?

Sí, y además en una situación parecida, porque llevamos casados 38 años y no tenemos hijos, aunque nosotros nos tenemos cariño y nos respetamos. A veces se me escapa un «coño» y mi mujer me mira como diciendo «que no estas en la serie...» (risas).

¿No salió usted en el mítico Verano Azul?

Sí, en el episodio Salvar el planeta. Hacía de un tío muy guarro que ensuciaba la playa. Salía con mi tanga de la bandera americana y mi paquete de tabaco (risas).

¿Tiene algún proyecto en mente para el futuro?

Ya no me planteo el futuro, lo que me planteo es ir remitiendo un poco el ritmo (risas), aunque sin dejar de hacer cosas, porque mientras haya ganas y memoria quiero seguir trabajando.