La actriz y modelo Michelle Rodriguez ha revelado en una entrevista que lamenta que el actor Paul Walker, con el que trabajó en varias películas de la saga de acción Fast & Furious, haya muerto antes que ella, tal y como cuenta TMZ.

Lo ha confesado durante una serie de declaraciones recogidas en el documental The Reality of Truth, de Michael Zapolin, donde se tratará de mostrar "la verdadera realidad a través de espiritualidad, la meditación y las sustancias psicotrópicas".

De hecho, algunas semanas antes del rodaje, Michelle Rodriguez había acudido a Perú para probar la droga conocida como ayahuasca, una bebida utilizada por los pueblos indígenas amazónicos.

"Mi viaje de ayahuasca me hizo sentir triste por el hecho de que él me dejara aquí. No era tristeza por que se hubiera ido, eran más bien celos por que él se hubiera ido primero", relata Rodriguez.