Rodaje en Cáceres
Presentación de la película 'Pájaros muertos'. Jorge Rey/EFE.

Los actores españoles Silvia Marsó y Alberto Jiménez y los argentinos Eduardo Blanco y Claudia Fontán han presentado hoy el rodaje de la comedia negra 'Pájaros muertos', que dirigen los hermanos Sempere y financian la Junta de Extremadura y Televisión Española, y que será rodada en Cáceres, Arroyo de la Luz y Buenos Aires.

Coincidiendo con los días de rodaje en el barrio de La Sierrilla y en el Club de Cabezarrubia, en Cáceres, parte del equipo de producción y rodaje han presentado un trabajo que definieron como "comedia dramática negra ácida", según palabras del actor argentino Eduardo Blanco, conocido por películas como "El hijo de la novia", "La luna de Avellaneda", "Conversaciones con mamá" o "El mismo amor, la misma lluvia".

Localizaciones cacereñas

Este largometraje, que presenta la descomposición de la aparente armonía de dos familias, se está rodando esta semana en Cáceres y el próximo lunes continuará en la localidad cacereña de Arroyo de la Luz, donde se han localizado como escenarios un chalet particular, un supermercado y tres edificios públicos, según especificó el alcalde de la población, Santos Jorna.

Presenta la descomposición de la aparente armonía de dos familias

Los directores Jorge y Guillermo Sempere se refirieron a la necesidad de ayudas institucionales para la producción cinematográfica en España, y destacaron la relación mantenida, en este sentido, con la Junta de Extremadura, que aporta para este trabajo 200.000 euros, del total de millón de euros de presupuesto.

La actriz Silvia Marsó destacó el significado del pájaro muerto, que simboliza "la agonía de la sociedad, que se va viendo en una película que tiene un sentido crítico y que muestra cómo vivimos hoy en día". "Es -añadió su compañero de reparto Alberto Jiménez- el descubrimiento de un universo muy peculiar y extraño, pero a la vez muy reconocible".

Jiménez destacó también el trabajo de los cuatro actores más jóvenes, los niños Samuel Villuelas, Andrea Blasco, Alejandra Traspas e Inés Aldea, hijos de los dos matrimonios que encarnan, por un lado, Jiménez y Marsó, y, por otro, Eduardo Blanco y Claudia Fontán.

El rodaje en Extremadura de "Pájaro muerto" se espera que finalice el 28 de septiembre para culminar en Buenos Aires, Argentina.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁCERES