La triste estampa de un delfín muerto en la playa fue contemplada por un bañista a las 2.30 horas de la madrugada del domingo al lunes. El cuerpo sin vida yacía en la orilla de la playa del Saler.

Inmediatamente, se puso en contacto con el Centro de Coordinación de Emergencias, desde donde dieron aviso a los biólogos del Instituto Cavanilles de la Universitat de València . Fuentes de esta entidad han informado que «por su avanzado estado de descomposición, el cuerpo llevaba varios días sin vida».

Por este motivo, «no se le ha podido hacer la necropsia completa, aunque sí se han podido tomar unas muestras para determinar las causas de su muerte», explican.

A falta de obtener los resultados que lo confirmen, todo indica que «es muy probable que este ejemplar haya muerto por un virus muy agresivo parecido al moquillo que padecen los perros», comenta Antonio Raga, biólogo especialista en fauna marina del Instituto Cavanilles.

Según Raga, «es un virus inofensivo para los humanos. Se detectó en julio en varios ejemplares y les ataca al sistema respiratorio y nervioso». En lo que va de año, han aparecido 33 ejemplares muertos en las costas de la Comunitat.