Los locales de ocio nocturno situados en el Port Olímpic de Barcelona ya tienen licencia de discoteca, según anunciaron hoy las patronales que les agrupan, la Asociación Empresarial del Port Olímpic de Barcelona (Asemport) y la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades Recreativas Musicales (Fecasarm).

Con esta licencia, los empresarios procedieron a desconvocar las protestas que anunciaron para el próximo 12 de septiembre. En esa noche, los locales pretendían no abrir sus puertas en protesta por el hecho de que el Ayuntamiento de Barcelona no los reconociese como discotecas y que además, empezara a sancionarles por desarrollar actividades no ajustadas a las licencias que tenían.

Dichos establecimientos tenían licencia de bar, y no de discoteca, pese a que llevaban tiempo tramitando esta solicitud al Ayuntamiento. Durante el mes de julio, el consistorio empezó a sancionarles, algo que los empresarios calificaron de "injusto" por ser la propia Administración quien demoraba la tramitación de las licencias que habían solicitado.

En un comunicado, Asemport y Fecasarm agradecieron al Ayuntamiento que tras meses de espera los locales cuenten con la licencia de discoteca tras abonar la tasa correspondiente. Con este hecho, los locales terminan con la situación de "alegalidad" que ha durado 12 años.