Bullet Proof Baby o Bebé blindado es una tienda online donde los padres que deseen mantener a salvo a sus retoños de balas, ataques nucleares o bombas podrán encontrar un gran catálogo de productos a su disposición.

Hay de todo, desde ropa y baberos de camuflaje hasta cascos antidisturbios (110 dólares), matas anti bomba (59 dólares) y ligeros escudos de protección (220 dólares). Además no podía faltar el chaleco antibalas para niños (70 dólares) o la máscara de gas, para niños de dos meses a tres años, les mantiene a salvo (269 dólares).

En la web, que por ahora sólo vende en Estados Unidos, el usuario puede leer opiniones de los diferentes clientes.

Su hijo murió de un disparo

Detrás de Bullet Proof Baby Industries están Stella y Brian Stevenson. Stella cuenta en su web que ella es una diseñadora industrial que decidió crear esta empresa cuando su primer hijo fue asesinado en un paseo en coche de un disparo en 2004.

En la página tienen colgado un vídeo en el que se ve a Stella metiendo a su bebé en un carrito antibalas, disparando y sacando al pequeño sano y salvo. El carrito cuesta 599 dólares.