La Región de Murcia fue la segunda región, tras la Comunidad Valenciana, en la que se registró un mayor número de hipotecas canceladas por 100.000 habitantes con 306 cancelaciones en junio, según la estadística de hipotecas publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Asimismo, ocupa este mismo puesto en lo que se refiere a la comunidad que tuvo un mayor número de cambios en las condiciones de las hipotecas por cada 100.000 habitantes, con 100.

En cuanto al número de fincas hipotecadas constituidas por cada 100.000 habitantes, Murcia ocupó el tercer puesto, con 642, frente a las 432 fincas hipotecadas de la media nacional. La variación interanual se situó en 2,72 por ciento, mientras que la media nacional experimentó un descenso del -6,42 por ciento.

Murcia es la tercera comunidad con mayor número de fincas hipotecadas por cada 100.000 habitantes"
No obstante, el importe medio hipotecado en la Región alcanzó en junio los 149.020 euros, 23.820 euros por debajo de la media nacional (172.840 euros), lo que supone un crecimiento interanual del 21,81 por ciento. En España, el importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas se situó en 148.715 euros en junio, lo que supone un incremento del 6,1 por ciento respecto al mismo mes de 2006 y un 1,4 por ciento inferior al registrado en mayo de 2007. Por su parte, el importe medio por hipoteca constituida sobre el total de fincas rústicas y urbanas se situó en 172.840 euros, un 12,3 por ciento más que en el mismo mes de 2006 y un 2,9 por ciento superior al registrado en mayo. En el sexto mes del año, se hipotecaron un total de 155.815 fincas rústicas y urbanas, lo que supone un descenso del 5,21 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, por valor de 26,93 millones de euros, un 6,41 por ciento más.

Hasta junio de este año, en España ha aumentado el número de fincas rústicas y urbanas hipotecadas, a pesar de las subidas del euríbor"
Las cajas de ahorro fueron las entidades que concedieron mayor número de préstamos hipotecarios en junio de este año, con el 58,4 por ciento del total, seguidas de los bancos (32,2 por ciento) y de otras entidades financieras (9,4 por ciento). En cuanto al capital prestado, las cajas de ahorros concedieron el 55,7 por ciento del total, los bancos el 37 por ciento y otras entidades, el 7,3 por ciento. Tipo de interés medio del 4,68%. El tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios de las cajas de ahorro fue del 4,68 por ciento y el plazo medio de 27 años, mientras que los bancos prestaron a un tipo de interés del 4,65 por ciento y un plazo medio de 26 años. El 97,6 por ciento de las hipotecas constituidas en junio utilizó un tipo de interés variable, frente al 2,4% de tipo fijo. Dentro de los variables, el Euríbor fue el tipo de interés de referencia más utilizado en la constitución de hipotecas, ya que figuró en el 87,7 por ciento de los nuevos contratos. Por otra parte, el número total de hipotecas con cambios en sus condiciones ascendió en junio a 28.429, lo que supone un crecimiento interanual del 38,2 por ciento. En el caso de las viviendas, el número de hipotecas que modificaron sus condiciones fue de 20.703, un 37,8 por ciento superior al registrado en junio de 2006. Atendiendo al tipo de cambio en las condiciones, en junio se produjeron 21.810 modificaciones pero sin cambiar de entidad financiera (novaciones), lo que representa una subida del 40,8 por ciento. Por su parte, el número de préstamos que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) fue de 4.738, un 34,8 por ciento más. Además, un total de 1.701 hipotecas cambiaron de titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor), lo que supone un incremento del 18 por ciento. Cambios en sus condiciones
De las 28.429 hipotecas que cambiaron sus condiciones en junio, el 53,7 por ciento se deben a modificaciones en los tipos de interés. De esta forma, el porcentaje de hipotecas a tipo fijo se redujo significativamente después del cambio de condiciones, desde el 9,4 por ciento hasta el 2,3 por ciento del total, ya que la mayoría de estos préstamos pasan a estar referenciados a un tipo de interés variable. Dentro de la estructura de tipos de interés, el Euríbor es la referencia más importante. Además, su interés medio es el más bajo antes del cambio (3,99 por ciento) y después del cambio el interés medio más bajo es el referente a otros tipos de interés (4,06 por ciento).

La mayoría de las hipotecas que cambiaron de condiciones se hiceron en base a modificaciones en los tipos de interés" Tras las modificaciones, el interés medio de los préstamos se redujo 0,33 puntos en las hipotecas a tipo fijo y aumentó 0,46 puntos en las hipotecas a tipo variable. Respecto a las cancelaciones, en junio se cancelaron registralmente un total de 78.156 hipotecas, lo que supone un descenso interanual del 1,5 por ciento. Las hipotecas canceladas sobre fincas rústicas aumentaron un 0,4 por ciento, mientras que las canceladas sobre fincas urbanas disminuyeron un 1,6 por ciento. El número de cancelaciones sobre viviendas creció un 3,8 por ciento en tasa interanual. El 97,5 por ciento de las hipotecas canceladas correspondió a fincas urbanas y el 2,5 por ciento a fincas rústicas. Dentro de las urbanas, el 75,1 por ciento fueron viviendas. Islas Baleares y Comunidad Valenciana a la cabeza.
Por comunidades autónomas, Islas Baleares (con 660) y la Comunidad Valenciana (con 658) fueron las regiones que concentraron un mayor número de fincas con hipoteca constituida en junio por cada 100.000 habitantes, mientras que Extremadura y Asturias fueron las que registraron un mayor crecimiento con un 77,6 por ciento y un 22,8 por ciento, respectivamente. En cambio, Madrid y País Vasco registraron el mayor importe medio hipotecado, con 228.913 euros y 218.874 euros respectivamente. Cantabria (31,1 por ciento) y Asturias (31 por ciento) fueron las comunidades que experimentaron una tasa de variación interanual mayor. Las comunidades que registraron el mayor número de cambios en las condiciones de las hipotecas en junio por cada 100.000 habitantes fueron Comunidad Valenciana (194) y Murcia (100), mientras que la Comunidad Valenciana y Murcia fueron las que registraron el mayor número de hipotecas.