El puente más largo de Valladolid será para los trenes. Tendrá 1.130,5 metros de longitud sujeto sobre 44 pilares y permitirá al by-pass de mercancías del AVE saltar la carretera de Madrid.

Es la estructura más peculiar que incluye la obra, junto a los dos túneles para salvar el polígono de San Cristóbal y el Jalón.

El Consejo de Ministros dio el viernes vía libre a la construcción de la variante ferroviaria y los nuevos talleres, que costarán 137 millones de euros y tardarán en levantarse 27 meses (algo más de dos años).

Tendrá una longitud de 17,5 km y por allí pasarán los trenes de mercancías.