Un joven de 30 años se cortó el pene y lo arrojó por el retrete en Salamanca, donde se encuentra ingresado en el Hospital Clínico Universitario. Esta fuera de peligro salvo complicaciones de última hora y presenta una evolución favorable en su estado de salud.

 
El hombre, con domicilio en la calle Alarcón, en el barrio de San Bernardo de la capital salmantina, utilizó un objeto cortante la madrugada del pasado jueves para amputar su miembro viril porque "no quería pecar más", según publica el diario La Gaceta regional de Salamanca .

Un familiar de la víctima, que se encontraba en la misma vivienda, avisó al Servicio de Emergencias a las 5:00 horas, tras lo que se desplazó hasta el lugar de los hechos una UVI móvil que trasladó al herido hasta el Complejo Hospitalario.

Por el momento se desconocen datos acerca de la identidad del joven y de si padece algún tipo de problema psicológico que pudiera haberle llevado a cortarse el pene.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE SALAMANCA .