Chile investiga la matanza de centenares de pingüinos y lobos marinos usados como cebo

  • Los pescadores de jaibas los utilizaron como carnada para atraer al cangrejo azul, un crustáceo que en Chile tiene una gran demanda gastronómica.
  • Según las normas legales, el caso, solo puede ser investigado como maltrato animal, por lo que los responsables eludirían la prisión pagando una multa.
  • Para evitar las incursiones de los pescadores de jaibas en las áreas donde se producen las matanzas se ha propuesto que se declaren santuarios de la naturaleza.
Imagen facilitada por el Campus de Gandía de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) de la 'jaiba azul', una nueva especia de cangrejo gigante que ha llegado al Mediterráneo.
Imagen facilitada por el Campus de Gandía de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) de la 'jaiba azul', una nueva especia de cangrejo gigante que ha llegado al Mediterráneo.
EFE

La Fiscalía chilena indaga una denuncia sobre la matanza de centenares de pingüinos y lobos marinos para ser usados de carnada por pescadores de jaibas, un crustáceo con una alta demanda gastronómica, en islas de la Patagonia, informaron este martes fuentes judiciales.

La investigación está a cargo de la Fiscalía de Quellón y hasta ahora se concentra en Esmeralda y Guaipilán, dos pequeñas islas deshabitadas, donde se han encontrado pruebas de las matanzas.

Estas islas son lugares de cría de lobos marinos y de pingüinos de Chiloé, especie esta última que está declarada en peligro de extinción.

El fiscal a cargo, Rodrigo Valladares, admitió ante los periodistas que, según las normas legales vigentes, el caso sólo puede ser investigado como maltrato animal y los responsables pueden eludir la prisión pagando una multa.

En ese contexto, propuso que las áreas en que se producen las matanzas sean declarados santuarios de la naturaleza protegidos para evitar las incursiones de los pescadores de jaibas.

El fiscal dijo haber recogido testimonios de tripulantes de embarcaciones pesqueras que operan en el sector según los cuales en cada incursión fallecen más de un centenar de lobos marinos y pingüinos, a golpes de hachas y palos.

El ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, condenó los hechos y aseguró que se coordinará con las autoridades locales para proteger mejor las islas y a los animales que los habitan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento