Nueva Orleans sigue necesitando ayuda dos años después del paso del 'Katrina'

  • Gran parte de los fondos sigue atascada en trámites burocráticos.
  • El 29 de agosto de 2005 el huracán 'Katrina', con vientos de 240 kilómetros por hora, tocó tierra.
Cruces en recuerdo de las víctimas del 'Katrina' en una calle de Nueva Orleans. (EFE).
Cruces en recuerdo de las víctimas del 'Katrina' en una calle de Nueva Orleans. (EFE).
EFE

Dos años después de Katrina, la costa del Golfo arrasada por el huracán y las inundaciones ha retornado lentamente a la normalidad, pero la ciudad de Nueva Orleáns sigue necesitando ayuda.

"La gente de Nueva Orleáns ha pasado dos años haciendo todo lo que puede para recuperar su ciudad, pero la recuperación es dispar", dijo Angela Glover Blackwell, fundadora del grupo PolicyLink, un grupo de estudios y promoción comunitaria de Luisiana.

El gobierno federal prometió unos 20.000 millones de dólares en ayuda a los damnificados por Katrina, pero dos años después gran parte de esos fondos sigue atascada en trámites burocráticos, y muchos de los recursos y equipos movilizados para la Costa del Golfo han resultado inadecuados, o no llegaron.

La normalidad ha retornado, por ejemplo, en St. Charles, unos 40 kilómetros al oeste de Nueva Orleáns, dijo en conversación telefónica Ron Tuillory, director de recursos humanos y relaciones públicas de la planta de Valero, la primera refinería que alcanzó su producción plena apenas doce días después del embate del Katrina.

El 29 de agosto de 2005

El 29 de agosto de 2005, el huracán Katrina, con vientos de 240 kilómetros por hora, tocó tierra en el Delta del Misisipi, unos 60 kilómetros al sudeste de Nueva Orleáns, y luego cambió de rumbo hacia el nordeste levantando marejadas de hasta siete metros.

El centro de la tormenta nunca llegó a Nueva Orleáns, pero el torbellino del Katrina levantó las aguas del lago Portchartrain, contenido por diques al norte de Nueva Orleáns, y cuando los diques fallaron, el desastre anegó la ciudad.

La población en las siete parroquias de Nueva Orleáns es ahora de aproximadamente 1,1 millones de personas, lo cual equivale a un 16 por ciento menos que antes del Katrina, pero ha experimentado un aumento de seis puntos porcentuales desde hace un año.

Katrina causó un éxodo de casi un millón de personas en toda la región del sur de Luisiana. Sólo el 39 por ciento de los habitantes de la parroquia Orleans vive allí ahora, y la población de la parroquia Bernard es apenas el 36 por ciento de la que era antes del huracán.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento