Un total de 24 personas de nacionalidad iraquí y paquistaní fueron detenidos en Toledo, 13 de ellas acusadas de pertenecer a una banda organizada que se hacía pasar por policía para robar y asaltar a conductores extranjeros en autopistas, estaciones de servicio y carreteras madrileñas, informó hoy la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil de Madrid.

Según se desprende de las investigaciones efectuadas, los detenidos formaban parte de una banda organizada perfectamente estructurada afincada en España, que aprovechaba el desconocimiento que tienen las personas extranjeras que cruzan nuestro país de los uniformes e insignias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para robarles haciéndose pasar por policías o guardias Civiles, un procedimiento conocido por la denominación 'policía full'.

Los detenidos se hacían pasar por agentes de la Policía. Un procedimiento denominado como "policía full".

Los presuntos autores vestían de traje, portaban insignias policiales simuladas, y usaban dispositivos rotativos azules en los vehículos para confundir a sus víctimas y registrar el vehículo. Entonces, aprovechaban para sustraerles todos los objetos de valor que encontraban, o, si se percataban, utilizaban amenazas les sustraían el dinero.

A los ahora detenidos se les imputan robo con violencia e intimidación, usurpación de funciones, asociación ilícita y receptación en las carreteras A-1, A-2, A-3, A-4, A-5, M-40, M-45 y M-50.

Con estas detenciones se da por desarticulada la organización delictiva, indicó la Benemérita.

En el marco de la denominada operación 'Placa II', y como continuación de una primera actuación efectuada a finales del año pasado por las Unidades de Policía Judicial de Madrid y Toledo, los agentes iniciaron hace tres meses una investigación tras el aumento de este tipo de robos y hurtos ocurridos desde en comienzo de verano.

De nacionalidad iraní y pakistaní

El análisis de las denuncias interpuestas por las víctimas, el estudio del radio de acción donde se cometían los hechos delictivos y los datos aportados gracias a la colaboración ciudadana permitían centrar la investigación en un domicilio de la localidad toledana de Numancia de la Sagra, donde solía estacionarse un turismo relacionado en varios hechos denunciados ante la Guardia Civil.

Posteriormente, se identificaba a un numeroso grupo de varones de nacionalidad iraní y pakistaní, muy relacionados entre sí, comprobando que algunos de ellos poseían antecedentes policiales y con algún vehículo también identificado en los hechos delictivos denunciados.

24 personas detenidas

El pasado miércoles, 22 de agosto, la Guardia Civil estableció un amplio dispositivo policial procediendo simultáneamente a la detención de 24 personas y realizando nueve registros domiciliarios en las poblaciones de Numancia de la Sagra, Villaseca, Yeles y Magnas.

De este modo, 13 varones fueron detenidos por su presunta implicación en delitos de usurpación de funciones, hurto, robo con violencia e intimidación, receptación y asociación ilícita; tres mujeres por delitos de receptación y otras ocho por infracciones a la Ley de extranjería.

Tras el registro de los domicilios se han recuperado diversos efectos como cámaras de fotografía y vídeo, joyas, relojes, teléfonos, carteras simulando placas identificativas de las FCSE, ropas para la caracterización, radios, transmisores, defensas y dinero en metálico.