Al menos 610 personas murieron o desaparecieron en las inundaciones que anegaron Corea del Norte este mes, una cifra que dobla la cantidad calculada con anterioridad por el Partido Comunista norcoreano, según informó la ONU.
las fuertes lluvias dejaron 4.351 personas heridas, y sin hogar a otras 169.561

El informe de la Oficina de Coordinación Humanitaria de Naciones Unidas (OCHA), elaborado a partir de datos recabados por fuentes internacionales y norcoreanas, asegura que además, las fuertes lluvias dejaron 4.351 personas heridas, y sin hogar a otras 169.561.

Según los datos emitidos por la ONU, 40.463 casas quedaron completamente destruidas, 67.056 parcialmente afectadas, y 3.732 quedaron sumergidas bajo las aguas.

Las inundaciones destruyeron también el 20 por ciento de las plantaciones de arroz, y el 15 por ciento de las cosechas de maíz del país comunista, lo que supone la pérdida de alrededor de un millón de toneladas de producción.

El Gobierno norcoreano enfatizó la necesidad de ayuda internacional para el cuidado médico de la población, y para evitar el brote y propagación de enfermedades infecciosas.