El primer ministro griego, Costas Caramanlis, declaró hoy el estado de emergencia nacional por los incendios que han arrasado el Peloponeso y otras zonas del país y que han causado al menos 49 muertos.

En una mensaje divulgado por la televisión nacional, Caramanlis declaró que "el objetivo principal en estas horas es controlar el fuego y extinguir los cientos de focos de incendios".

Añadió que "no es pura coincidencia que haya tantos focos en distintos puntos" y aludió a la posible obra de pirómanos, tras prometer que "el Estado hará todo lo posible para localizarles y castigarles".

Continúa ardiendo

El incendio en la península del Peloponeso en el suroeste de Grecia continúa ardiendo desde ayer y con la primera luz del nuevo día los bomberos ya habían encontrado hasta ahora 46 muertos, según informaron hoy fuentes de los bomberos.

Las cifras oficiales no incluyen a unas diez personas que perecieron calcinadas en un accidente en una carretera rural cerca del pueblo Artemisa, en la prefectura de Ilias, en que chocaron varios vehículos en sus esfuerzos para escapar del incendio, incluyendo a una madre con sus cuatro hijos (de 4, 6, 8 y 10 años), según informó el canal Alpha.

Las autoridades expresaron el temor de que las víctimas se multipliquen debido a que hay muchas personas que han sido declaradas desaparecidas por sus familiares en los diversos pueblos que han sido calcinados por el fuego.

Hay muchas personas que han sido declaradas desaparecidas por sus familiares

Los bomberos informaron de que los primeros 14 aviones cisterna y 6 helicópteros despegaron esta madrugada para extinguir los focos de incendios que ardían durante la noche y para alcanzar los fuertes vientos que han sido vaticinados por los meteorólogos.

Más de 700 soldados se encuentran esparcidos por las tres prefecturas del Peloponeso, Laconia, Mesinia e Ilias, a 200 kilómetros de Atenas, para ayudar a detener las llamas con cordones antiincendios.

Se trata de una tragedia nacional, según declaró anoche el presidente heleno, Carolos Papulias, mientras que el primer ministro, Costas Caramanlis, que se trasladó anoche al lugar afectado, dijo que "es una tragedia sin precedente".

Las autoridades informaron de que con las primeras horas de la mañana se encuentran en desarrollo 30 incendios en el país, 18 de ellos en el Peloponeso, en que se han evacuado diez pueblos.