El presidente del Consell de Mallorca Miquel Ensenyat, el vicepresidente de Participación Ciudadana y Presidencia Jesús Jurado y el conseller de Desarrollo Local, Joan Font, han visitado este viernes el campo de refugiados de Vial.

De este modo, la delegación del Consell en Quíos ha continuado con los encuentros y visitas para conocer la situación de los refugiados y abrir vías de colaboración con las autoridades locales.

La delegación también la forman Antonia Rosselló, gerente del Fondo Mallorquín de Cooperación y Solidaridad, y Antonia Triguera, concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Inca.

Uno de los lugares que han visitado hoy ha sido el campo de registro de refugiados de Vial. Son unos terrenos con una antigua nave industrial que el Ayuntamiento de Quíos tuvo que comprar por más de 600.000 euros ante la avalancha de refugiados.

Según ha informado el Consell las personas que llegan desde la costa turca son trasladadas en bus, se les hace una revisión médica, se les da alimento y se les registra por varias agencias. Tras este proceso reciben una documentación identificativa que les permite moverse por Grecia e incluso abandonar el país.

El campo se encuentra gestionado por el ejército griego y colaboran diversas ONGs en temas de información de los llegados, salud, alimentación y entretenimiento para los más pequeños ya que, normalmente, suelen estar en el campo entre dos y tres días.

Durante la visita les ha acompañado el teniente de alcalde de Quíos, George Karaman.

La delegación del Consell también ha podido entrar en una planta vertederos de residuos del municipio de Quíos acompañados por el concejal Socrates Syriodis.

El aumento de población debido a la llegada de los refugiados y, sobre todo, los residuos que generan los chalecos salvavidas están acelerando la vida útil del vertedero, según ha indicado la institución insular, que ha explicado que la corporación local no tiene un destino definido para este tipo de material que es muy difícil de reciclar, alcanzando la cifra de 120 mil chalecos.

En las actuaciones realizadas durante la jornada también ha tenido lugar un encuentro con el presidente de la Autoridad Portuaria de Quíos y con el vicepresidente de la entidad regional.

Christos Fragkias, responsable del Puerto, ha expresado las dificultades que supone para el servicio de salvamento marítimo trabajar a tiempo completo durante casi el último año.

El Consell de Mallorca y el Fondo Mallorquín de Solidaridad han tomado nota de todas las reuniones y visitas para llevar a cabo un plan de ayuda y una campaña de solidaridad entre el pueblo de Mallorca lo antes posible.