El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, propondrá en la próxima Junta de Portavoces la modificación del Reglamento del Pleno municipal para que las sesiones ordinarias vuelven a celebrarse en horario matinal, comenzando a las 10,00 horas y no a las 17,00 horas.

Va a proponer, asimismo, reducir los turnos de intervención de diez a siete minutos, en la primera intervención, y de cinco a tres en la segunda, y recoger en el reglamento la presentación de un máximo de tres mociones por grupo.

Así lo ha indicado este viernes la portavoz municipal, María Vázquez, quien ha señalado que con esta medida se lograría, por un lado, facilitar la participación de los ciudadanos en el turno de ruegos y preguntas al acortarse en veinte minutos la duración del debate de los puntos del Orden del Día, establecido actualmente en un máximo de una hora por punto y, por otro, el ahorro en horas extraordinarias de los trabajadores municipales

Esta propuesta, que ya fue avanzada por el alcalde en una anterior Junta de Portavoces, se hará ahora de forma oficial y Vázquez confía en que sea respaldada mayoritariamente.

Vázquez ha recordado que fue a propuesta de la oposición por lo que se produjo el cambio de hora de los plenos ordinarios, pasando de ser matinales a vespertinos, argumentando para ello que facilitaría la participación vecinal.

"En aras del consenso, el equipo de gobierno aceptó, pero el tiempo ha acabado dándonos la razón y se ha demostrado que el cambio de horario no ha servido para facilitar la participación ciudadana, más bien al contrario debido a la duración de las sesiones, por lo que proponemos volver a celebrar las sesiones en horario matinal y acortando los tiempos de intervención", ha afirmado.

A su juicio, de esta manera, los medios de comunicación "tendrían también más facilidades a la hora de informar a los ciudadanos y, por supuesto, facilitaría a los profesionales la conciliación laboral y familiar, uno de los objetivos fundamentales de este equipo de gobierno".

Consulta aquí más noticias de Almería.