La Fiscalía de Segovia pide dos años de cárcel para las dos coordinadoras de la Asociación Europea contra las Leucodistrofias (ELA) en Segovia, F.G.E. y B.G.G, por apropiación indebida, y solicita que indemnicen conjuntamente a la Asociación a nivel nacional con 5.494 euros, la suma que supuestamente sustrajeron las acusadas.

Las delegadas de la agrupación será juzgadas el 15 de marzo a partir de las 10.00 horas en una sesión en la que está prevista la asistencia de cinco testigos, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

En su calificación provisional, el fiscal relata que ELA en España acordó la apertura de una delegación en Segovia en abril de 2012, al frente de la cual se pusieron las acusadas, que desde hacía años colaboraban con la organización.

Como parte de sus funciones, estas se encargaban de la gestión económica de los ingresos resultantes de la actividad, que eran abonados de manera íntegra a la Asociación como propietaria de los mismos. Para ello, en febrero de 2013 pusieron a nombre de ELA en España la cuenta que tenían abierta, en la que permanecieron como únicas autorizadas en la disposición de los fondos.

Como consecuencia de distintos eventos, entre febrero y mayo de 2013 se realizaron diferentes ingresos a la cuenta de la Asociación, en la que se acumulaban 5.494 euros.

En mayo de 2013, las acusadas pidieron a la Asociación que, con el fin de ayudar a un familiar, les abonara el 50 por ciento de la recaudación de unos eventos que, con el nombre de ELA, se estaban proyectando, petición esta que fue desestimada por la entidad, que informó a las delegadas de la incompatibilidad de sus pretensiones con los fines de ELA.

No obstante, según recoge el fiscal, las acusadas convocaron varias iniciativas para recaudar como representantes de la Asociación el dinero para el familiar, hechos por los que esta acuerda la suspensión de todas las actividades de ELA en Segovia, al tiempo que convoca a ambas a una reunión con el Consejo de Administración a la que ninguna de las dos asistió.

Pocos días después, sabiendo que la Asociación estaba intentando acceder a los fondos de la cuenta, las acusadas transfirieron todo el efectivo a una cuenta privada, haciéndolo propio, pese a conocer la oposición de ELA y con un "evidente ánimo de lucro ilícito".

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de apropiación indebida y pide por ello dos años de prisión y una indemnización conjunta de 5.494 euros.

Consulta aquí más noticias de Segovia.